La Iglesia promueve la paz en Kenia después de los comicios

313
El Papa Francisco en Kenia

“Queremos pedir a todos los líderes religiosos que oren por la paz en nuestro país”. Es la petición de monseñor Anthony Muheria, arzobispo Nyeri, hecha inmediatamente después de la proclamación de la victoria de William Ruto como presidente de Kenia con un 50,5 % de los votos tras las elecciones del 9 de agosto. “Estimados kenianos, mantened la paz. Mantengamos la paz”, añadió.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia (KCCB), monseñor Martin Kivuva, arzobispo de Mombasa, celebró el desarrollo pacífico de la campaña electoral y de la votación: “Felicito a los kenianos. Llegamos hasta aquí sin tirarnos una sola piedra, solo pequeñas escaramuzas aquí y allá, pero más allá de eso, pudimos cerrar una parte importante de nuestra historia”. Sin embargo, el temor a la violencia postelectoral se mantiene tras una semana tensa de recuento de votos por parte de la Comisión Electoral Independiente (IEBC) que ha establecido así que el vicepresidente saliente ha vencido a su principal contrincante y líder histórico de la oposición, Raila Odinga, quien, por su parte, ha obtenido el 48,8% de los votos a pesar de contar con el apoyo del presidente saliente, Uhuru Kenyatta.

Odinga calificó el resultado de la votación como “una farsa” y anunció que apelará. Sus seguidores protagonizaron protestas, lanzaron piedras y quemaron neumáticos en los suburbios de Nairobi y en los condados que bordean el lago Victoria, de donde proviene Odinga. Los disturbios se produjeron porque, unos minutos antes de que el presidente del IEBC, Wafula Chebukati, anunciara los resultados presidenciales, cuatro comisionados abandonaron el Centro Nacional de Conteo y realizaron una conferencia de prensa en el hotel Serena afirmando que no reconocían los resultados anunciados por Chebukati.

También en un grupo de observadores de algunos países de la región de la Asociación de Conferencias Episcopales Miembros en la región de África Oriental (AMECEA) supervisó el desarrollo de los comicios para garantizar la imparcialidad de las elecciones y promover la transparencia y la rendición de cuentas. En su discurso de apertura antes del inicio de la formación, el Secretario General de AMECEA, el padre Anthony Makunde, recordó a los 25 observadores de Kenia, Malawi, Uganda, Etiopía, Tanzania y Sudán del Sur que “como Iglesia no solo debemos predicar sobre el buen gobierno, sino también formar la conciencia de los líderes políticos y comunitarios para que puedan cumplir con los principios y valores relacionados con este propósito”.

(L.M.) (Agencia Fides 17/08/2022)