LA SANGRE DEL INOCENTE

1193

Poema de Sandalio Alamillo
Anoche Soñé
que los vientos no soplaban,
que los niños no reían,
que las aves no volaban,
que los hombres no sentían.

Anoche soñé
con un mundo cruel;
Y a la luz del día,
no desperté;
Y a la luz del día
me pregunté:
¿Dónde la vida?
¿Dónde la fe?
Cuando a los niños matamos;
Cuando a los cantos callamos;
Cuando los hombres no luchamos;
Cuando los hombres no amamos.

¿Dónde la vida?,
¿Dónde la fe?.
Cuando la sangre del pobre
se roba, se vierte;
Cuando se compra y se vende
el sufrimiento del inocente.
Cuando la vida no vale nada
y la guerra esta presente.

¡Maldito mercader de la muerte,
todo hombre indiferente,
insensible a tanto dolor!
porque niega al Dios de la Vida,
porque niega al Dios del Amor.

Sandalio Alamillo