La solidaridad con los inmigrantes protagoniza la clausura del XXIV Aula Malagón-Rovirosa

2333

Mons. Mariano José Parra Sandoval (responsable de Juventud del CELAM) clausura el XXIV Aula Malagón-Rovirosa.

Gracias al trabajo gratuito, varios centenares de niños, jóvenes y adultos han participado en campamentos, cursos y ejercicios espirituales en los que cultivan la militancia cristiana y la solidaridad con los empobrecidos.

Varios cursos y campamentos han iniciado la preparación para la Jornada Mundial de la Juventud del 2011, con la presencia del obispo responsable de la Pastoral Juvenil para toda Iberoamérica. Al tiempo que el Aula se celebra ya al otro lado del Atlántico.

* * *

El lunes 24 de agosto se clausuró en la Casa Emaús de Torremocha de Jarama (Madrid) el Aula de Verano Malagón Rovirosa que ha cumplido su edición número veinticuatro, aunque los actos centrales tuvieron lugar el domingo con la celebración de la Eucaristía presidida por el obispo de Ciudad Guayana (Venezuela) y la difusión de cultura solidaria por las calles de Madrid. La solidaridad con los inmigrantes y los países empobrecidos presidió estos actos finales de esta Universidad de Verano de los Pobres, con diversas representaciones teatrales sobre la violencia estructural que sufren los trabajadores empobrecidos en su llegada a Europa.

Los cursos comenzaron el 12 de julio, y fueron precedidos por un campo de trabajo, pues todo el aula tanto en la infraestructura, como en el alojamiento y el contenido de los cursos se basa en el trabajo gratuito de todos los participantes, permitiendo así que familias numerosas, emigrantes, parados,… tengan acceso a la mejor formación de cara a su compromiso como militantes cristianos en la sociedad.

De las más de cien ponencias que se han pronunciado destacan las de D. Elías Yanes, arzobispo emérito de Zaragoza, la del abogado y expresidente del Parlamento Europeo D. José María Gil Robles o la del escritor Heleno Saña; junto a ellos, diversos profesionales, emigrantes, misioneros, parados,… han puesto sobre la mesa los principales retos que el mundo de hoy lanza a nuestras conciencias. Al tiempo que varias decenas de sacerdotes y matrimonios ha podido adentrarse en la oración gracias a varios cursos de espiritualidad y a los ejercicios espirituales predicados por el obispo emérito de Tenerife D. Damián Iguacén.

De este modo se han afrontado desde la solidaridad temas como las relaciones de explotación en el mundo del trabajo, el protagonismo de los padres en la educación de sus hijos, o el papel de la Iglesia al servicio de los empobrecidos en los diversos continentes.

De un modo especial se ha llevado a las calles de Madrid de modo anticipado la  preparación de la Jornada Mundial de la Juventud del 2011 con la presencia en ellas de los jóvenes de Camino Juvenil Solidario, y su llamada a la solidaridad con los niños soldados y la reivindicación de la figura del mártir Iqbal Masih, niño esclavo que luchó por la libertad de otros como él impulsado por su compromiso cristiano. La presencia de Mons. Parra Sandoval, responsable en el CELAM de la Pastoral Juvenil Iberoamericana, ha ayudado también en este objetivo.

El Aula ha salido a las calles especialmente con la marcha contra el paro que bajo el lema “paro crimen político y sindical” se celebró en Madrid el pasado 11 de agosto.

 Desde hace 24 años, el Aula Malagón-Rovirosa proporciona elementos fundamentales para romper la manipulación a la que nos somete la cultura imperialista dominante. Frente a los medios de comunicación social, las formas de vida insolidaria y un sistema educativo al servicio de los valores del poder, nos proponemos como objetivo colaborar a la formación de personas que, personal y colectivamente, protagonicen su vida. Se dedica a don Tomás Malagón, sacerdote y teólogo, y a Guillermo Rovirosa, militante cristiano, técnico y científico, que entregaron su saber y su vida a los pobres por vocación cristiana.