La trata de esclavos, realidad y responsabilidades

13959

La esclavitud ha sido una institución universal y no necesariamente racial, aunque los extranjeros han sido considerados más aptos para la esclavitud que la gente más próxima. La esclavización de prisioneros de guerra ha sido practicada por muchos pueblos

Esclavos1Judaísmo, Cristianismo e Islam han tolerado y a veces favorecido la esclavitud, aunque las tres religiones monoteístas reveladas tienden a proteger sus fieles contra la esclavitud, mientras que aceptaban la esclavitud de los adeptos a otras religiones.

Los esclavos blancos empezaron a desaparecer a partir del siglo XXII. Al parecer, una de las razones más importantes de dicha desaparición fue la rebelión de los esclavos mamelucos. Los mamelucos eran esclavos blancos comprados y convertidos al Islam.

Los árabes -así como los grandes gobernantes africanos tomaron la costumbre de formar fuertes ejércitos de esclavos. En tales ejércitos, los mamelucos eran muy numerosos y escalaron altos puestos de mando en los ejércitos de Egipto. Desde sus altos puestos militares protagonizaron una rebelión y fundaron dos dinastías: los Bahri (1250-1382) y los Burji a partir de 1381. Esta rebelión de los mamelucos puso fin a la esclavitud blanca y tuvo consecuencias trágicas para el mundo negro.

En Europa, por otra parte, a partir del año 1100 la servidumbre del sistema feudal fue poco a poco suplantando la esclavitud, que a principios del siglo XVI había sido enteramente reemplazada por el trabajo asalariado. En África, al contrario, florecía la esclavitud como una institución peculiar en el momento en que más se dejaba sentir la necesidad de trabajadores para el desarrollo de las colonias americanas. En efecto, en África subsahariana la esclavitud intra-africana siguió siendo práctica corriente hasta bien entrado el siglo XIX. Los prisioneros de guerra se convertían en esclavos, cuyas condiciones de existencia solían ser bastante humanas, pero que no por eso dejaban de ser esclavos que podían venderse y comprarse y que no disponían de libertad de desplazamiento.

La gran demanda de mano de obra en América entre los siglos XVII y XIX y el hecho de que la esclavitud había quedado reducida al mundo negro, dio lugar al mercado de esclavos negros más intenso que haya conocido la historia y a la tragedia más devastadora que haya conocido el continente africano.

Una explicación de porqué la esclavitud se perpetuó en África podría ser el hecho de que la tierra no era propiedad privada sino que pertenecía a la comunidad. Sin embargo los productos de la tierra si eran de propiedad privada.

La tierra disponible en África era abundante y una familia podía cultivar cuanta tierra quisiera o fuese capaz de cultivar. Cuanta más tierra cultivara más se enriquecía con el producto de su trabajo. El tener familias numerosas y numerosos esclavos permitía cultivar más tierra y beneficiarse de los productos de dichos cultivos. De aquí que las familias numerosas y los esclavos fuesen elemento fundamental en el aumento de los beneficios.

Esclavos2Es un hecho que en África existían estructuras esclavistas indígenas, pero ese hecho no disminuya la enorme carga que la trata de esclavos dirigida al exterior (hacia el mundo islámico y la transatlántica) impuso al continente africano. También es verdad que existían unas enormes diferencias, tanto cuantitativas como cualitativas, entre la esclavitud practicada a la manera indígena y el tráfico de esclavos hacia el mundo islámico y hacia América. Por otra parte hay que reconocer que el hecho de que en África existieran mercados locales de esclavos facilitó el comercio de esclavos dirigido hacia el mundo islámico entre los siglos VII y comienzos del XX y la brutal trata de esclavos dirigida hacia América, que tuvo lugar entre los siglos XVII y comienzos del XX. Esta última fue particularmente perniciosa a causa de su intensidad.

Los datos que damos a continuación son aproximados, pero han sido elaborados a partir de varios estudios llevados a cabo con seriedad.

De toda evidencia el comercio de esclavos tuvo un efecto devastador sobre África subsahariana. En realidad el comercio de esclavos orientado hacia el mundo islámico fue muy superior en números (17 millones) al comercio de esclavos orientado hacia América (12 millones), Pero este último fue mucho más intenso, Mientras que el comercio islámico trasladaba unos 13.000 esclavos anualmente, el transatlántico trasladaba 26.000 al año, es decir más del doble.

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Ruta

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Período

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Número 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Tasa anual. Miles

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Mar Rojo

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 650-1920

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">4,1 millones

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">3,21

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Costa Swahili

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">650-1920

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">3,9    “

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">3,12

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Trans-sahariana

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">650-1910

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">9,0    “

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">7,13

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Total Islámico

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">17,0 millones

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">13,01

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Total Atlántico

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">11,7     “

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">26,04

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">Total Global

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;"> 

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">28,7     “

< style="text-align: justify; line-height: normal; text-autospace: none; margin-bottom: .0001pt;">39,05

El comercio de esclavos provocó una merma importantísima de las fuerzas vivas de África subsahariana, ya que los esclavos representaban las fuerzas vivas del continente. Los esclavos eran hombres y mujeres en la fuerza de la edad así como niños. Las poblaciones se vieron diezmadas y se provocó una huida de los pueblos de la costa hacia el interior buscando protección de los cazadores de esclavos. Todo lo cual provocó una desarticulación de la vida social, política, familiar y económica del subcontinente. Además creó enormes enemistades entre las tribus cazadoras de esclavos y las tribus a las que pertenecían sus víctimas.

Hoy en día se encuentran etnias, que hablan lenguas totalmente ajenas a los territorios en donde se encuentran localizadas. Esto se explica por la huida de dichos grupos humanos hacia territorios del interior, en donde se sentían más protegidos de los ataques de los cazadores de esclavos. Los comerciantes árabes y europeos llegaron a proporcionar armas de fuego a algunas tribus con el fin de que atacaran a otras tribus y consiguieran prisioneros de guerra que se convertirían de este modo en esclavos. Todo lo cual nos hace comprender, hasta cierto punto, la desintegración de la vida social, política, familiar y económica, así como la enemistad y odio entre algunas tribus.

Lo dicho hasta ahora platea el problema de la participación de los mismos africanos en el comercio de esclavos africanos. Estudios cuidadosos del tema concluyen que los gobernantes africanos participaron activa y libremente en la compra-venta de sus propias gentes.

En general, los gobernantes africanos controlaban bastante bien el comercio. A menudo tenían el monopolio de ciertos productos, y en lo que respecta al tráfico de exportación de esclavos solía exigirse su permiso, así como su participación en los beneficios de las ventas.

Como ya hemos dicho los traficantes europeos y árabes provocaron alguna guerra de captura de esclavos. Sin embargo, al parecer, la mayoría de estas guerras fueron efecto de la dinámica interna africana, que habría funcionado aunque no hubiese habido tráfico oceánico de exportación de cautivos, pero no con la misma intensidad. El aumento del precio de los esclavos incentivó sin duda dicho comercio.

Un creciente número de intelectuales africanos reconoce sin tapujos, que los africanos y sus instituciones tienen parte de responsabilidad en el tráfico de esclavos. Esta responsabilidad la entienden en un doble sentido.

La primera manera de entenderla puede ser expresada en los siguientes términos:

«… el tráfico atlántico y la participación africana tuvo una base sólida en las sociedades africanas y sus sistemas legales. La institución de la esclavitud estaba muy extendida en África y era aceptada en todas las regiones exportadoras, y la captura, compra, transporte y venta de esclavos era cosa ordinaria en la sociedad africana. Este rasgo social preexistente fue pues tan responsable, como cualquier otra fuerza exterior en la evolución del mercado atlántico”.

Pero hay africanos que van más lejos: no sólo admiten la participación africana en el comercio de esclavos, sino que se preguntan ¿cómo fue posible el comercio de esclavos en sí? ¿Por qué fue África incapaz de impedirlo?

Parece bien establecido históricamente que hasta finales del siglo XV África estaba a la misma altura que Europa en sus intercambios comerciales, pero poco después, Europa comenzó a desarrollar una mayor tecnología que hay quien la hace responsable del tráfico de esclavos, y ello de dos maneras: Desarrollando un mayor potencial militar, Europa podía presionar a los dirigentes africanos e influir en el comercio de esclavos aumentando la exportación.

Por el desarrollo tecnológico, Europa se hizo más competitiva y el equilibrio comercial se quebró. El creciente déficit exterior de África había de ser compensado aumentando el volumen de la exportación de esclavos, cuya demanda y cuyos precios en aumento hacían este tráfico más y más interesante.

La ruptura del equilibrio en el intercambio comercial entre África y Europa hizo que los países africanos intentaran equilibrar la balanza comercial con la venta de esclavos, pero también de marfil, de oro, y de otros metales y recursos naturales. A partir de este momento África se va convirtiendo en exportadora de materias primas y, hasta cierto punto, todavía lo sigue siendo.

Esclavos3Cualesquiera que fuesen las responsabilidades externas e internas en el comercio de esclavos, esta fue la situación que el Cardenal Lavigerie encontró en 1888 cuando emprendió la campaña antiesclavitud cuyo 125 aniversario celebramos ahora.

Autor: Bartolomé Burgos

Fuente: Africana. Misioneros de África (PP. Blancos)