Libro espléndido del matrimonio militante cristiano: Hindegard Goss-Mayr. Luchadores de la Revolución No-Violenta.

1432

Produce una gran alegría presentar este libro sobre esa forma superior de cultura que es la no violencia. Esperamos que estas páginas ayuden a oír hasta a los que no quieren escuchar.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO

Los siglos XIX y XX han demostrado la capacidad de violencia de que goza el ser humano. Pero ello no añade ni un gramo de razón en favor de la violencia. Es claro que en España hubo una guerra de 1936 a 1939 porque una de las dos partes no nos dejamos matar. Ese hubiera sido el remedio, el único remedio. Los que parece que engordan soñando con la violencia son los que a los 60 años de la Guerra Civil desentierran restos de un bando, los airean en los medios de comunicación como si las víctimas sólo hubieran sido de un bando. Pero si toda guerra es siempre un crimen entre hermanos, la de España, de manera especial. No aireemos los restos de un lado si no estamos dispuestos a desenterrar también a los del otro. Todos deben descansar en paz. Nadie tiene derecho a que sirvan de arma arrojadiza contra los oponentes.

Por todo ello nos produce una gran alegría presentar este libro sobre esa forma superior de cultura que es la no violencia. Esperamos que estas páginas ayuden a oír hasta a los que no quieren escuchar.

Por nuestra parle nos alegra haber llegado a los 72 años sin tocar un arma y esperamos morir sin hacerlo, pero luchando por la justicia desde la no violencia.

Julián Gómez del Castillo Responsable de Ediciones «Voz de los sin Voz»

Introducción del libro realizado por el matrimonio militante cristiano Hildegard Goss-Mayr
(Luchadores de la revolución no violenta, que han impartido miles de cursos en todo el mundo)

¿Un libro de esperanza, un libro sobre la liberación de la No-Violencia, mientras que a nuestro alrededor la esperanza se apaga, y que la falta de libertad parece sepultarlo todo? ¿No vivimos en un mundo deshumanizado, en un mundo que se destruye a sí mismo, en un progreso desenfrenado en el que el hombre ya no es ni el centro ni el término?

Sin embargo la superficie de la historia es engañosa. Todo no es visible desde su superficie. El mundo se hubiera destruido desde hace mucho tiempo, si fuerzas creadoras que influyen en el curso de la historia y trabajan para la paz, no estuvieran actuando. Hemos ido en su búsqueda, y en el seno de nuestra sociedad industrial deshumanizada, así como en las zonas de miseria del Tercer Mundo, hemos encontrado a hombres que creen que «Alguien» ha venido a nuestro mundo y que ha vivido de forma ejemplar la liberación personal y social a través de la verdad, la justicia y el amor que se entrega. Estos hombres creen que esta liberación por un camino responsable, realizado en la justicia, incumbe también a nuestro mundo de hoy y que hay que luchar para que salga a la luz. Buscan realizar esta revolución No-Violenta con peligro de sus vidas, como AQUEL que hace 2000 años dio su vida por liberarnos. Pero tras su muerte viene la Resurrección, punto de partida para una vida realizada, fraterna, en una sociedad nueva aquí y ahora.

Este nuevo camino lo hemos encontrado en aquellos que luchan contra la mentira y la injusticia, frente a los sistemas en curso. Son impulsos salidos de una revolución interior, en vista de una sociedad alternativa. Muchas cosas están todavía en estado de experiencia, todavía informulada y en plena evolución. El testimonio siguiente, viniendo de jóvenes alemanes expresa claramente lo que muchos buscan y piensan:

«No creo en el derecho del más fuerte, en el lenguaje de las armas, en el poder de los poderosos. Sin embargo quiero creer en el derecho de los hombres, en la mano abierta, en la No-Violencia. No quiero creer en la raza o la riqueza, en las prerrogativas, en los privilegios, ni en los órdenes establecidos; mas quiero creer, que todos los hombres son verdaderamente hombres, y que el orden de la injusticia es en realidad un desorden.

Quiero creer que el derecho es indivisible aquí y allí y que no soy libre mientras un solo hombre sea esclavo. No creo que amar es engañarse así mismo, que no podemos fiarnos de la amistad y que todas las palabras son mentirosas. Quiero creer en el amor que soporta en la flaqueza y en la confianza recíprocas y en una palabra que dice verdaderamente lo que dice».

Los intentos aquí mencionados de seguir a Jesucristo nuestro liberador No-Violento, transformando desde sus raíces nuestra sociedad por su SCHALOM no tienen la pretensión de ofrecer soluciones ya confeccionadas y estrategias perfectas. Más deben dar testimonio de que existe una fuerza más poderosa que los sistemas de violencia que oprimen el mundo. La comunidad de hombres que vive por la fuerza de la justicia, de la verdad y del amor, y que: resueltamente y hasta sus últimas consecuencias resisten de manera Noviolenta contra la injusticia.

Que ellos nos ayuden a sobrepasar nuestro escepticismo, nuestra incredulidad, coger valor para las iniciativas y para el combate. Que ellos nos den esperanza, porque el Único, el Eternamente fiel no nos abandona.

PAQUES 1976, Hildegard Goss-Mayer

Nota: Si deseas el libro pídelo a través de nuestro formulario de contacto.