Marchas solidarias con los hambrientos, parados y niños esclavos, y contra el sistema imperialista

2405

A la espera del año 2012, el Hambre ha crecido en 150 millones de personas en estos dos últimos años ; más de 400 millones de niños son esclavos; y más de 1.500 millones de parados.

En más de 30 lugares de España e Iberoamérica se han celebrado en estas fechas Marchas y Concentraciones Solidarias contra las causas del Hambre, el Paro y la Esclavitud Infantil.

Organizadas por El Movimiento Cultural Cristiano, el Partido SAIn (Solidaridad y Autogestión Internacionalista) y Camino Juvenil Solidario, estos actos denunciaron que tanto el Hambre, el Paro y la Esclavitud Infantil son crímenes políticos y perfectamente evitables».

Los recorridos, se realizaron en silencio «porque en silencio mueren los hambrientos cada día«, y estuvieron marcados por unas frases en las que se exigía que los países enriquecidos «dejemos de robar» a los países empobrecidos. También exigieron que se respete la dignidad de todos los seres humanos y denunciaron el atentado contra la humanidad, que supone, el que cualquier ser humano sea tratado como una mercancía».

Los manifestantes plantearon que «Actualmente más del 80% de la humanidad pasa hambre porque el hambre es un negocio, igual que lo es la existencia de más de 400 millones de niños esclavos y de más de 1500 millones de parados. Vivimos en un mundo donde millones de seres humanos son víctimas de una organización política, cultural, económica y social salvaje, inhumana». Además gritaron que «Es una realidad que una mayoría de la población del planeta, con su trabajo, su esclavitud y su miseria está financiando el bienestar de una minoría y el reflote del sistema financiero que nos sigue aplastando«.

Los organizadores llevan luchando contra las causas del Hambre, del Paro, de la Esclavitud Infantil desde hace más de 25 años. A lo largo de esos años ha gritado con contundencia que estamos ante una auténtica guerra de poderosos contra débiles llevando el grito del ¡No matarás! en solidaridad con los empobrecidos de la tierra.