«Medio pan y un libro». Feliz día del libro.

777

CAMPAÑA POR LA PROMOCIÓN DE LECTURA SOCIAL

¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!

LEE Y CONDUCIRÁS TU VIDA, NO LEAS Y SERÁS CONDUCIDO.

Medio pan y un libro” es la expresión tan bella que utiliza García Lorca en el discurso que pronuncia en la inauguración de la biblioteca de su pueblo Fuente Vaqueros (Granada), en septiembre del año 1931. “Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos”.

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que a través de la lectura podemos acercarnos a los problemas del prójimo. La lectura es liberadora, pero no vale cualquier cosa. A la hora de elegir un libro no debemos perder de vista nuestra razón de estar en el mundo. Nuestra inevitable vocación por el bien común nos hace acoger la lectura como un medio de liberación personal y comunitaria para cambiar el mundo, no como mero entretenimiento, disfrute o método de sabiduría sin aprovechamiento. Acogemos la lectura para poder amar más y mejor, sobre todo, a aquellas personas que necesitan que este mundo cambie ya, de una vez por todas, porque sufren injusticias que pueden tener solución.

No trabajamos para nosotros mismos sino para las generaciones que vienen detrás. El egoísmo es siempre esterilidad. Es preciso que los pueblos lean para que aprendan,  no solo el verdadero sentido de la libertad, sino el sentido de la vida, ese sentido moral que nos hace comprender que no valen las ideas e ideologías que nos enfrentan a unos contra otros.

Esta es la razón por la que vemos la necesidad de poner en marcha grupos de promoción de lectura social. Poder reunirnos un grupo de amigos y poder dialogar. Poder poner en común  la lectura elegida y nos sirva de instrumento base para nuestra formación. De esta manera, podemos romper el control y la manipulación a la que nos quieren someter. Cuanto menos pensemos y reflexionemos críticamente mejor para el poder. Si somos capaces de compartir juntos una lectura social podremos hacer planes de acción solidaria.

Poner en marcha un grupo de lectura social es una acción muy sencilla y supone un paso necesario para el cambio. Vivimos para ser libres y responsables, no para ser manipulados hasta en lo más íntimo de nuestro ser. Toda manipulación es una violación de la libertad, una forma de violencia y de deshumanización. Es el ejercicio del poder de forma autoritaria y totalitaria.

De ahí que una de las finalidades más importantes de promover la campaña de promoción de lectura social es poder ejercer una opinión pública liberadora para comprometernos en  defender  la  dignidad de la vida humana.

Un pueblo que quiere reducirse a masa no puede configurar una verdadera cultura, no puede construir una democracia real que es lo mismo que decir autogestión en donde todos somos responsables de todos.

¡Hagamos posible una nueva cultura solidaria!.