No comas de la mano que oprime al pobre

2849

El sistema bancario es perverso afirmaba el cardebal Ars con toda la razón. El sistema bancario es en la economía moderna el centro neurálgico de lo que se ha llamado el «imperialismo internacional del dinero» (Pío XI).

Solo con el 1% del dinero que se han llevado los bancos de los erarios públicos a nivel mundial se podría haber acabado con el hambre en el mundo, sin embargo cada día mueren 100.000 de hambre. En España, el sistema bancario, a la cabeza el Banco de Santander, ha sido el responsable directo de la especulación de la vivienda primero y de los miles de desahucios (hasta 500 diarios). De hecho el Banco de Santander se llevo un premio gubernamental en ciencia y tecnología por un sistema informático que agilizaba muchísimo los trámites judiciales para desahuciar. Además, la utilización de paraísos fiscales para lavar el dinero negro del crimen ( drogas, trata, comercio de armas,…) no sería posible sin la participación directa de los bancos. Así, el Banco Santander participaba en 2015 en 52 sociedades en paraísos fiscales, principalmente en las Bahamas y Jersey. Y para que hablar de la industria de armamentos donde los bancos, también el Santander, participan activamente generando una economía de guerra que provoca millones de muertos en todos el planeta . Según el Centro de Estudios por la paz se asegura que el BBVA destinó a la industria de armamento, en el periodo 2005-2013, un total de 3.262 millones de euros de inversión; el Banco Santander, 1.723 millones; Caixabank, más de 37 millones, y Banco Sabadell, cerca de 27 millones en empresas productoras de armas nucleares desde enero de 2011.

En la FOTO: Rami Aboukhair, director general y responsable de Santander España, Rafael del Río, presidente de Cáritas Española y Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander Asset Management España.
En la FOTO: Rami Aboukhair, director general y responsable de Santander España, Rafael del Río, presidente de Cáritas Española y Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander Asset Management España.

Lo lamentable de todo es demás que una institución como Cáritas cuya vocación es la ayuda a los empobrecidos acepte el dinero sucio de la banca. Este dinero es la «sangre del pobre» decía León Bloy; es un dinero manchado con la sangre de millones de víctimas y como tal no solo no debería aceptarse sino que debería ser condenado. Amigos de Cáritas no acepten lavar y blanquear el dinero y la imagen del Banco de Santander. Lo mejor que podrían hacer es rechazar ese dinero y denunciar la actividad bancaria.

Siempre hemos defendido que la pobreza solo va a tener solución cuando se eliminen las causas políticas que la producen, una de ellas la existencia de un sistema bancario perverso. Sin acabar con las causas, las ayudas a los pobres no solo se van a perpetuar sino que van a reforzar al sistema político y económico que los produce.

Autor: Luis Antúnez