Persecución de cristianos en India «2021 ha sido el año más violento»

370

“Este año, observando los datos, ha habido más de un incidente al día”, comenta el católico A.C. Michael, presidente de la UCF, recordando que 2021 ha sido calificado como “el año más violento para los cristianos”

Nueva Delhi (Agencia Fides) – En el año 2022, desde enero hasta finales de mayo, se han registrado 207 casos de violencia contra los cristianos en la India. Así lo afirma en una nota enviada a la Agencia Fides por el «United Christian Forum» (UCF), un organismo ecuménico que vigila, con un número de teléfono especial y gratuito, los casos de violencia. “Este año, observando los datos, ha habido más de un incidente al día”, comenta el católico A.C. Michael, presidente de la UCF, recordando que 2021 ha sido calificado como “el año más violento para los cristianos”, con 505 incidentes de violencia registrados en todo el país.
En 2022, el estado más violento hasta ahora ha sido Uttar Pradesh, con 48 incidentes denunciados. Le sigue de cerca Chhattisgarh con 44 episodios. Los incidentes incluyen violencia sexual, intimidación y amenazas, ostracismo social, vandalismo y profanación de lugares religiosos, e interrupción de los servicios de oración. En la mayoría de estos casos, no se denuncia la brutalidad física ni el cierre arbitrario de capillas o salas de culto.
Entre los casos denunciados por la UCF, a principios de mayo se produjeron dos incidentes de boicot social y agresión contra creyentes cristianos en Chhattisgarh, ambos del distrito de Bastar. En el primer incidente, una mujer cristiana de 65 años y su hijo fueron golpeados y amenazados con el boicot social por el «Panchayat» (el consejo del pueblo) cuando se negaron a retractarse de su fe. En el otro caso, toda una familia cristiana del mismo distrito fue marginada y se le impidió el acceso a servicios como el agua y la electricidad.
En otro incidente, ocurrido el 31 de mayo en el distrito de Jaunpur, en Uttar Pradesh, un pastor protestante estaba celebrando una liturgia de oración cuando una turba entró en la capilla, lo sacó a rastras y lo golpeó, alegando que estaba convirtiendo a la gente por la fuerza.
“La línea de atención de la UCF ayuda a las personas que son objeto de ataques por su fe, ofreciéndoles asesoramiento jurídico y orientación”, explica Michael, antiguo miembro de la Comisión de Minorías de Delhi.
“Es alarmante que la libertad religiosa sea pisoteada de forma tan brutal por unos pocos extremistas. Hacemos un firme llamamiento a las autoridades para que se tomen en serio este asunto. Los cristianos indios amantes de la paz respetan las libertades constitucionales y simplemente desean vivir su fe en la nación”, concluye.
Los cristianos representan el 2,3% de los 1.300 millones de habitantes de la India, el 80% de los cuales son hindúes.
(SD-PA) (Agencia Fides 4/7/2022)