Presente, pasado y futuro

1989

El pasado hay que mirarlo con agradecimiento, el presente con pasión y el futuro con esperanza. Esto sólo es posible desde una conciencia histórica y esta conciencia histórica construye identidad: una forma de ser, de estar, de pensar; hoy en nuestra sociedad muchas veces está siendo utilizada para manipular.

En la historia, una de las cosas que más cuesta es cambiar las mentalidades, cambiar cosas que tenemos incorporadas de la herencia del pasado.

Más información sobre el curso realizado este verano en el Aula Malagón-Rovirosa en el artículo “La fuerza de la solidaridad en la historia y en la actualidad“.