RECOPILACIÓN DE NOTICIAS SOBRE INFANCIA en la MISERIA

2409



La OIT y UNICEF INSISTEN en DISTINGUIR TRABAJO INFANTIL y ESCLAVITUD.

Según sus estudios, una cosa es el trabajo de niños, aún en condiciones de explotación, y otra el trabajo forzado y la esclavitud. Los primeros constituirían una legión de más de 250 millones (aunque ellos mismos reconocen que no hay forma de saber la cifra exacta y en el año 94 ya daban esta cifra y la proyectaban en 400 millones para el 2000). Los segundos, unos dos millones. El periodista y experto en el tema Mendem ya acusaba esta hipocresía diciendo que ponerse como objetivo hacer desaparecer las peores formas de explotación infantil no es que fuera labor de los organismos internacionales, es que era labor de cualquier Cuerpo de Seguridad del Estado. Todo intento de graduar la explotación y de acotarla en tecnicismos, se mire como se mire, no es más que una criminal inmoralidad. ¿Hay alguien en su sano juicio que escuchando o contemplando la tragedia de cualquier niño condenado a trabajar sin remedio sea capaz de intentar trazar moralmente la frontera que separa la explotación de los niños y su esclavitud?. Por lo visto si. Los burócratas de los Organismos Internacionales, en su jamás reconocida incapacidad para acabar con este ultraje, no hacen más que difundir conceptos técnicos, como si de triquiñuelas legales se tratara, destinados a justificar su ONUtilidad. Si estuviéramos hablando de los intereses de los Fuertes, nadie pondría en duda la necesidad de intervenir urgentemente para acabar con su problema.

NIÑOS de 5 AÑOS TRABAJAN de SOL a SOL PICANDO PIEDRA en BANGLADESH.

Reciben una media de 500 ptas. a la semana por 7 jornadas de 12 horas. Los que no alcanzan una determinada productividad son despedidos de la cantera. Tienen la piel ennegrecida por el sol, los pies magullados y las manos convertidas en un grueso callo. Estamos hablando de las canteras de piedra de Pagla, en el corazón de Bangladesh. Estamos también hablando del corazón de piedra de nuestro sistema económico.

MÁS HUMILLACIONES de las ONGS a los NIÑOS.

El periódico El Mundo se desmarcó no hace mucho, sin que hasta ahora conozcamos que se le haya hecho rectificar por parte de su fuente, con el siguiente titular entrecomillado atribuido a declaraciones de los responsables de la ONG «Intervida» que trabajan en Bangladesh: «Aunque trabajen en las canteras, intentamos que aprendan a leer». ¿Hay un despropósito mayor para la Justicia que reclama una situación como la que viven estos niños de las canteras que el que se encuentra en esta afirmación del asistencialismo de nuevo cuño que tanto daño ha producido en la historia de los empobrecidos de la tierra?. ¿Es que se puede aprender a leer sin que este acto sea, en estas circunstancias, esencialmente revolucionario?. A estos cooperantes les recomendamos encarecidamente que aprendan a leer a Freire (si es que lo han leido).

PUNTOS NEGROS del TRÁFICO INFANTIL en el MUNDO.

*BENÍN: La esclavitud fue abolida oficialmente a finales del siglo XIX pero nunca ha dejado de existir. Sus niños van a parar a plantaciones a través de Nigeria o son esclavizados en su propio país. Pasan hambre y son víctimas de abusos sexuales tras la jornada laboral.

*CHAD Y GHANA: En Chad los niños valen menos que en Benín. Por cinco dólares los padres los venden a los intermediarios. En Ghana son intercambiados por cabezas de ganado que sólo podrá ser explotada durante cuatro años.

*FILIPINAS Y THAILANDIA: Destino, la adopción ilegal y la prostitución. El Gobierno trata de frenar, no sabemos hasta qué punto, esta sangría.

*EUROPA: Unos de los principales destinatarios, a través de la inmigración ilegal.

*ASIA: Son el origen de un tráfico que, a través de Rusia o Polonia tiene su destino, como hemos dicho, en Europa. Niños de las comunidades rurales emigran a Bombay, Bankok y Phon Phen.

*IBEROAMÉRICA: Desde las favelas de Río o Recife los niños van a parar a los campos fronterizos y remotos de Brasil. Desde México a EE. UU. Organizado a pequeña escala o a nivel internacional.

Los TRATADOS de LIBRE COMERCIO FAVORECERÁN la ESCLAVITUD INFANTIL

Según el Consejo Mundial de Iglesias, el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), supone «el mayor escándalo ético posible en el terreno económico».
Ante la competencia de mercados entre bloques económicos, la inversión en un ejército de niños esclavos promete ser de los negocios más rentables, ya que se trata de empleos «informales» y «desregulados» que permiten violaciones en todos los sentidos: salud, educación, seguridad, capacitación, salario digno para las familias,…

PRENDEN FUEGO a 5 NIÑOS de la CALLE BRASILEÑOS mientras DORMÍAN.

Ocurrió el pasado mayo pero viene siendo últimamente una escena desgraciadamente muy frecuente. Los verdugos suelen ser otros jóvenes adolescentes de clase media-alta de las zona. El procedimiento habitual: rociar a la pandilla de niños callejeros con diesel y keroseno mientras duermen, prenderles fuego y salir a la fuga. Policía y pequeños comerciantes son casi siempre cómplices de estas escenas. El capitalismo, de Estado o de «Libre Mercado», no ha dejado nunca de organizar sus «purgas».

Las SANCIONES a IRAK siguen MATANDO a NIÑOS.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha tenido que escuchar de la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra que sus sanciones son la causa directa más evidente de la muerte de 10.000 personas el pasado febrero, de los que 7000 son niños. Según el citado informe, son casi un millón y medio los iraquíes muertos desde que el Consejo de Seguridad de la ONU impuso las sanciones económicas contra Bagdad en 1990. Nos preocuparía mucho que esta noticia se entendiera como una defensa soterrada de un régimen ciertamente dictatorial. Pero es evidente que el Derecho Internacional actúa con hipócrita doble rasero. Y que siempre acaban pagando los más débiles.

Los HUERFANOS de RUANDA.

Siete años después del genocidio tutsi, miles y miles de niños huérfanos buscan fórmulas para sobrevivir en un país tan empobrecido que la expectativa de vida es de 39 años.
Jane Murekatete, una pequeña muchacha que ahora tiene 18 años y que ha tenido que sacar adelante a sus cinco hermanos desde que tenía 11 años, ejemplifica como ninguna la existencia de esta situación de orfandad.

El más pequeño de sus cinco hermanos tenía cuatro años cuando las milicias exterminadoras del gobierno hutu, irrumpieron en su casa, la destruyeron y despedazaron a sus padres a machetazos. Desde entonces no hay noche en que no acudan a sus cabezas terribles pesadillas y terrores que amenazan volverles locos. Y desde luego resulta inaudito en un ser humano normal que tras vivir lo vivido se tenga la voluntad y la energía para sacar adelante a otros cinco hermanos en situación de mayor debilidad aún.

Jane tiene 18 años pero parece que tiene 50. Sus ingresos proceden de un negocio de cultivo y venta de tomates. En un día normal, Jane tiene que ir andando al mercado central durante dos horas para llegar a las 6 en punto. Luego se coloca en una esquina de la calle y vende los tomates. Cuando llega del mercado no puede parar de trabajar, también tiene que lavar la ropa y hacer la comida. También se ocupa de pensar en el futuro de los hermanos a los que intenta mantener en la escuela. Ella la tuvo que dejar a los quince años.

Jane habla de su vida con una tranquilidad extraordinaria. No derrama ni una sóla lagrima. Sólo hay una ocasión en la que agrieta su armadura, cuando relata que nunca pudieron llorar a sus padres ni enterrarlos. La única esperanza que tiene Jane procede de su mirada fija en el futuro. Su pasado le puede costar en cualquier momento su integridad física.
Pero su futuro también está amarrado inexorablemente a una juventud que aquí, en nuestros países enriquecidos y embrutecidos, ha terminado pensando que «sus problemas» son tan abrumadores que lo mejor es evaporarlos en alcohol. ¿O seremos capaces de ser esperanza para todas las Jane del mundo?