Santa Teresa de Jesús: conocimiento del alma

4233

Recordar a esta santa mística y andariega es tener claro que la vida apostólica en un mundo en guerra de poderosos contra débiles es inviable sin ser “amigos fuertes de Dios”, como ella subrayaba.


Amistad que pasa por largos momentos de oración afectiva con la Humanidad de Cristo como principal protagonista. De la mano de la Palabra y el Espíritu, contemplando -a la par- los otros ecce homos que pueblan hoy nuestro mundo.