Semana del día del libro: «Lee y conducirás tu vida»

515

Para nosotros, la campaña por la promoción de la lectura social, es una gran alegría. Nuestro compromiso con la sociedad, con los excluidos, con la verdad, sin buscar recompensas y ni mucho menos interés ni lucro, hace necesaria esta campaña.

Entendemos que la promoción y el desarrollo de todas las capacidades y talentos de forma integral, tanto personal como comunitaria, necesitan de la formación. Y la formación no puede darse sin la lectura, sin el libro, que sigue siendo hoy artículo de primera necesidad en la cultura de los pueblos y , por tanto, nunca debe ser tratado como instrumento de negocio.
Esta campaña de lectura es posible por el entusiasmante camino que hemos recorrido juntos: más de 35 años ya del nacimiento de las ediciones “Voz de los sin Voz”. Seguimos luchando contra la censura de los precios de los libros. Esto ha sido posible por el trabajo gratuito y vocacionado. No podemos entender esta campaña sin el trabajo gratuito y difusión de las ediciones «Voz de los sin Voz».


Somos conscientes que hoy, al igual que ayer, hay un interés muy grande en que no pensemos, no razonemos críticamente. La manipulación y control de la conciencia cada vez es mayor. Nuestra sociedad, cada vez más individualista, ha hecho que apenas tengamos conciencia social sobre los grandes problemas que tiene la humanidad. Si somos capaces de reflexionarlos juntos, desde una lectura compartida, podremos hacer planes de acción para transformar la sociedad en más justa y solidaria.

A diferencia de la minoría acomodada, la lectura no representa ocio, ni distracción, tampoco nos hace más cultos e ilustrados, más bien, para nosotros la lectura se transforma en una herramienta de liberación, rompe con la manipulación de la conciencia impuesta por el poder que pretenden que todos tengamos un pensamiento único.

La lectura nos permite entender el mundo y cambiarlo. Cuando un pueblo lee, es difícil de engañar. “Leyendo” en común podemos disputarle terreno a la hegemonía de la ideología imperante. Podemos vencer la mentira, donde el poder ha hecho lo imposible por ocultar la verdad…

La lectura en común nos puede dar lecciones de vida, se adelanta a lo que los jóvenes pueden vivir en el futuro. Les proporciona instrumentos para combatir, mecanismos para comprender, memoria y momentos para romper y eliminar dogmas, miedos… Amar la cultura es amar la VERDAD.

A través de la lectura social descubrimos que nuestra verdadera patria es toda la humanidad.
Este anhelo y pasión por la formación lo entendieron muy bien personas y pueblos que han querido ser libres. “Cuando aprendas a leer serás libre para siempre” escribía en su autobiografía Vida de un esclavo americano, Frederick Douglas. Para él era más importante el “pan de conocimiento, que el pan de comer”.

No se trata solamente de hacer que las personas lean libros…todo es posible si somos capaces de compartir, comprender, analizar la realidad y actuar juntos.
No es casualidad que en épocas donde el totalitarismo es más fuerte se destruyeran y quemaran libros. Está claro que para destruir una cultura solo tienes que hacer que las personas dejen de leer libros.

Esta campaña de lectura hunde sus raíces en la historia de liberación de los pobres del siglo XIX y principios del XX. Ellos mostraron una gran preocupación por generar una cultura nueva. La militancia obrera hizo grandes esfuerzos por superar su ignorancia, huir del embrutecimiento al que le habían condenado el poder político y económico, de tal manera que lo más importante para ellos era su formación. No es de extrañar que reivindicarán los tres ochos: ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso, ocho horas de formación. Un anarquista anónimo dirá “la cultura redimirá al desgraciado de su triste condición de esclavo”.
Importante para ellos fue la promoción de la lectura entre militantes. En la prensa obrera aparecerán artículos donde incluirán una guía de lectura; libros que consideraban importantes: Víctor Hugo; Gorki, Tolstoi. Dostoievski, Zola, Rosseau… Crearon una cultura movidos por un profundo impulso moral que nacía como respuesta a la falta de respeto de la dignidad de las personas.


Os invitamos a colaborar en nuestra campaña de PROMOCIÓN POR LA LECTURA SOCIAL. Cuenta con nosotros si nos necesitas. ¡Contamos contigo para ser “Voz de los sin Voz”!
¡POR UNA CULTURA SOLIDARIA!