SOLIDARIDAD UNIVERSAL. INTERNACIONALISMO OBRERO

2300

(Estatutos de la Iª Internacional, 25 al 29 de Septiembre de 1865. Bruselas) Considerando:Que la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los trabajadores mismos; que los esfuerzos de los trabajadores por conquistar su emancipación no han de tender a constituir nuevos privilegios sino a establecer para todos los mismos derechos y los mismos deberes; que la sujeción del trabajador al capital es fuente de todo esclavitud política, material y moral; que por lo mismo la emancipación económica de los trabajadores constituye el gran objetivo al que debe subordinarse todo movimiento político…
SOLIDARIDAD UNIVERSAL. INTERNACIONALISMO OBRERO

(Estatutos de la Iª Internacional, 25 al 29 de Septiembre de 1865. Bruselas)

Considerando:
Que la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los trabajadores mismos; que los esfuerzos de los trabajadores por conquistar su emancipación no han de tender a constituir nuevos privilegios sino a establecer para todos los mismos derechos y los mismos deberes;

que la sujeción del trabajador al capital es fuente de todo esclavitud política, material y moral;

que por lo mismo la emancipación económica de los trabajadores constituye el gran objetivo al que debe subordinarse todo movimiento político,

que los esfuerzos realizados hasta ahora han fracasado por falta de solidaridad entre los obreros de las diferentes profesiones en cada país, y de unión fraternal entre los trabajadores de diversas regiones;

que la emancipación de los trabajadores no es un problema únicamente local o nacional, que, por el contrario, este problema interesa a todas las naciones civilizadas, quedando necesariamente subordinada su solución al concurso teórico y práctico de las mismas;

que el movimiento que se está efectuando entre los obreros de los países más industrializados del mundo entero, al engendrar nuevas esperanzas, da un solemne aviso para no incurrir de nuevo en antiguos errores, aconsejando combinar todos los esfuerzos hasta ahora aislados,
(…)

Declaran que esta Asociación Internacional, así como todas los sociedades e individuos que a la misma se adhieran, reconocerán como base de su conducta para todos los hombres la verdad, la justicia y la moral, sin distinción de color, de creencia o de nacionalidad.

Consideran como un deber proclamar no solamente para ellos los derechos del hombre y del ciudadano, sino para todos los que cumplan sus deberes»