Sudán: “El hambre como arma de guerra”

319

 Expertos en derechos humanos de Naciones Unidas acusaron a ambos bandos del conflicto sudanés, ejército y paramilitares, de usar el hambre como arma, negando el acceso a alimentos de millones de personas que lo necesitan, por lo que pidieron a las dos partes que detengan sus bloqueos y saqueos.

https://global.unitednations.entermediadb.net/assets/mediadb/services/module/asset/downloads/preset/Collections/Embargoed/26-06-2024-UNICEF-Sudan-03.jpg/image1170x530cropped.jpg
Imagen de Unicef

Las agencias advierten que más de 750.000 personas se enfrentan al hambre (muerte) y 25,6 millones se encuentran en situación de crisis por inseguridad alimentaria.

Más de dos millones de refugiados han buscado seguridad en los países vecinos.

“El nivel de hambre y desplazamiento que vemos hoy en Sudán no tiene precedentes”, aseguraron en un comunicado los expertos, quienes señalaron que unos 25 millones de sudaneses tienen problemas graves de acceso a alimentos tras el conflicto que estalló en abril de 2023.

Frente a ello, el ejército sudanés y los paramilitares de las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) están bloqueando la llegada de ayuda humanitaria y dificultando las cosechas, “lo que podría hacer que la hambruna se declarara y extendiera en los próximos meses”.

La situación es especialmente grave en zonas como El Fasher, capital de la provincia de Darfur Norte y que lleva semanas asesinada por las FAR, “dejando atrapadas a cientos de miles de personas, con graves carencias de agua y alimentos”.

Los expertos de la ONU denunciaron asimismo el ataque deliberado a trabajadores humanitarios y voluntarios locales que han intentado entregar ayuda a las zonas afectadas por el conflicto, “poniendo a millones de personas en mayor riesgo de hambruna”.

Los expertos pidieron a los Gobiernos de otros países con influencia en el conflicto que tengan su asistencia financiera y militar a los bandos combatientes, ya que, aseguraron, esa ayuda los convertirá en “cómplices del uso del hambre como arma y de crímenes de guerra y contra la humanidad”.

Firman el comunicado los relatores sobre el derecho a la alimentación (Michael Fakhri), al derecho a la salud (Tlaleng Mofokeng) y al agua (Pedro Arrojo-Agudo). EFE