Xu Lixhi, poeta y trabajador de Foxconn nos dejó sus poesías

4568

La cruda realidad de trabajar en Foxconn, a golpe de poesía
Xu Lixhi, trabajador de Foxconn, se suicidó en pasado mes de septiembre. Sus poemas son ahora la crónica más fiable de cómo es trabajar en la compañía.

Xu era aficionado a escribir poesía y colaboraba regularmente en el periódico interno de la fábrica de Shezhen de la compañía, Foxconn People.

Tras su suicidio, sus escritos han cobrado más relevancia y se han convertido en el documento más fiable de cómo es trabajar en Foxconn.

“Sin tiempo para la expresión, la emoción se convierte en polvo/ Tienen estómagos de hierro forjado/ Llenos de ácido espeso, sulfúrico y nítrico/ La industria capta sus lágrimas antes de que tengan la oportunidad de caer”, escribe en uno de sus poemas.

En otro de los escritos el joven describe sus condiciones de vida en la fábrica. “Un espacio de diez metros cuadrados/ estrecho y húmedo, sin luz solar en todo el año […] Toso, tengo dolores de cabeza, me hago mayor, me enfermo pero sin conseguir morir/ Bajo la luz amarilla tengo la mirada perdida y río como un idiota”.