Tabaco y esclavitud infantil

1960

Reportaje que denuncia la esclavitud infantil en Pakistán, donde miles de niños se encargan, entre otros trabajos, de preparar las hojas de tabaco para su secado. Tabaco destinado a abastecer a las multinacionales British American Tobacco (con marcas como Lucky Strike y Pall Mall) y a Philip Morris (Marlboro, L&M o Chesterfield).

La explotación laboral infantil es algo habitual en los países empobrecidos, continuamente aparecen nuevos casos en los que se violan los derechos de los niños. Recordemos que actualmente más de 400 millones de niños de todo el mundo se encuentran bajo el yugo de la esclavitud infantil, de ellos, más de la mitad trabajan en condiciones lamentables que se podrían considerar inhumanas. El trabajo sustituye a esas actividades propias de la infancia, pero lo peor es que se les priva de una herramienta tan importante como la educación, motor de un país y herramienta indispensable para poder tener acceso a un trabajo digno en la edad adulta. Hoy conocemos un nuevo caso en la provincia de Jaiber Pastunjuá (Pakistán) en el que está implicada la industria del tabaco.

En esta grabación se puede ver a niños que se encargan de preparar las hojas de tabaco para su secado, tabaco destinado a abastecer a las multinacionales British American Tobacco (con marcas como Lucky Strike y Pall Mall) y a Philip Morris (Marlboro, L&M o Chesterfield). Se denuncia que incluso niños de sólo cinco años de edad trabajan en las explotaciones de tabaco, cultivan y recolectan en un ambiente que favorece las enfermedades y la exposición a pesticidas y productos fitosanitarios peligrosos. La provincia de Khyber Pakhtunkhwa es una de las principales regiones que abastecen a las mencionadas tabacaleras, en esta región el 50% del terreno se destina a la producción de tabaco. En ella la relación entre la esclavitud infantil y la industria del tabaco está consolidada a consecuencia de un desarrollo económico precario y pocas oportunidades laborales, a esto hay que añadir que la tasa de alfabetización es de sólo el 36%, por lo que es fácil deducir que la esclavitud infantil no hará más que reducir esta tasa en un futuro.

El vídeo grabado muestra algo habitual en todas las localidades de la región, como el tabaco es una fuente importante de ingresos para el país, las autoridades y los medios de comunicación parecen ignorar el problema. Este es otro nuevo caso que muestra como las industrias de los países enriquecidos se aprovechan de los países más empobrecidos.

El gobierno del país cuenta con un organismo de control de la producción de tabaco, por lo que debería intervenir para evitar la explotación infantil, pero también es responsable de la Junta del Tabaco de Pakistán, responsable de promocionar el tabaco. Se acusa al gobierno de obligar a los agricultores a dedicar su labor al cultivo de tabaco, no permitiendo el desarrollo de otros cultivos. Es un callejón sin salida que desemboca en el cultivo para abastecer a una industria que ya cuenta con una pésima reputación, y en el uso de mano de obra muy barata y dócil, los niños.

El Movimiento Cultural Cristiano y Camino Juvenil Solidario llevan denunciando desde hace 16 años la canallada de la esclavitud infantil con la Campaña por la Justicia en las Relaciones Norte-Sur a la que se sumaría posteriormente el Partido SAIn. Promoviendo el 16 de abril como día Internacional contra la Esclavitud Infantil en memoria de Iqbal Masih, niño paquistaní asesinado por la mafia de las alfombras en 1995.