Telefónica destruirá 6.500 empleos. 10.000 millones de beneficios no frenan el ERE

2377

La primera empresa en beneficios del Estado español ha presentado un expediente de regulación de empleo que destruirá miles de empleos; al mismo tiempo, aprobó un millonario plan de incentivos para sus directivos.



Pagina nueva 1

El expediente de regulación de
empleo (ERE) de Telefónica no sólo plantea destruir 6.500 empleos en dos años y
medio en una multinacional con beneficios multimillonarios, sino que, de
carambola, amenaza con precarizar la situación de todos los trabajadores que se
quedan. No en vano, la operadora privatizada está supeditando el convenio
colectivo a la negociación del ERE, según denuncian los sindicatos de
Telefónica. No en vano, ha sido el presidente de esta empresa, César Alierta, el
primero en romper el acuerdo de la negociación colectiva de todos los sectores,
según ha desvelado Cándido Méndez (UGT).

El anuncio de los recortes llegó
en Londres el 14 de abril: la multinacional anunciaba a sus inversores que
prescindiría en tres años de alrededor de 6.000 puestos de trabajo. El plan
presentado a los sindicatos elevaba esta cifra a 8.500 personas en cinco años.
Desde Trabajo se señaló que la operadora, con unos beneficios de 10.167 millones
de euros, debía asumir el pago del desempleo, a lo que Telefónica accedió,
mientras rebajaba el ERE a 6.500 personas en dos años y medio. El coste del
ajuste de plantilla se ha estimado en 2.600 millones de euros, a lo que hay que
sumar el pago del desempleo, que oscilaría entre 300 y 400 millones de euros.

ERE y convenio
colectivo

La primera de las exigencias de
la empresa ha sido la rebaja al 66% del salario de la remuneración que cobrarán
los trabajadores que acudan al expediente y que tengan más de 53 años, en lugar
del 70% que se pactó en el anterior ERE de 2003. Exigencia que ha sido señalada
por los sindicatos como una maniobra para cargar sobre los trabajadores que se
acojan al ERE el coste del desempleo. Según la central sindical Co.Bas los datos
presentados por Telefónica son «sesgados y manipulados». Desde este sindicato
recuerdan que Telefónica tiene el mayor porcentaje de negocios y de clientes,
como ha determinado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Sucede
que la negociación del ERE acompaña a la del convenio colectivo.
Telefónica está supeditando al ERE
cuestiones del convenio como la garantía del empleo, las externalizaciones, la
movilidad geográfica forzosa o el mantenimiento del poder adquisitivo.

Los sindicatos en el interior de
Telefónica creen que es posible decir «que la mesa de negociación de
convenio es rehén de la del ERE». CGT Telefónica revela que «uno de los
cuatro aspectos esenciales de este convenio, el económico, queda en blanco
en la plataforma presentada. Eso nos hace pensar y preguntarnos: ¿cuánto irá
ligado al IPC y cuánto a la productividad?».

Planes de incentivos
Paralelamente al anuncio del ERE, la compañía que preside César Alierta aprobó
en la junta general de accionistas del 18 de mayo unos planes de incentivos
dirigidos a los miembros del equipo directivo del Grupo Telefónica de un importe
de 450 millones de euros, más de lo que supone el pago del paro para 6.500
trabajadores. Tras la salida de Juan Villalonga, principal beneficiario de la
privatización aprobada por el Gobierno de Aznar en 1996, el presidente de la
entidad, César Alierta, se ha convertido en el tercer ejecutivo mejor pagado de
España en 2010. Recibió el año pasado una retribución total de 8,6 millones de
euros en efectivo y en acciones, según El País. En su sector, Alierta es el
directivo con más sueldo de Europa. En cuanto a las aportaciones para pensiones,
el presidente de Telefónica acumula un fondo de 6,6 millones de euros, según el
mismo diario.