Una historia de superación

2456

La historia de Gennet Corcuera es una historia de superación. Nació en Etiopía y quedó sorda y ciega por la situación de miseria a la que el imperialismo condenó a ese pueblo. Acogida en un orfanato de religiosas fue adoptada por una mujer española que, según cuenta ella, “me ha ayudado a superar los obstáculos que he encontrado. Me animó a estudiar y a ir a la universidad y me enseñó a ser autónoma”

Su madre adoptiva la enseñó a relacionarse, a jugar, a expresarse, trabajó por poner a su disposición las herramientas que le permitieran desarrollarse como persona. Subrayaba también lo útil que le resultaba la técnica para el estudio. La necesidad de un gran esfuerzo par conseguir ir a la universidad, el gran empeño de su madre, y terminar sus estudios universitarios. Hoy ella es la primera sordociega que consigue su título universitario. Al igual que Helen Keller fue la primera sordociega universitaria en Estados Unidos hace 100 años.

El testimonio de Helen Keller1 fue presentado también dentro del curso Familia, Política y Autogestión, del Aula Malagón Rovirosa, en la parte dedicada a Familia y discapacidad. La infancia de Helen Keller es muy conocida por ser la protagonista de la película “El milagro de Anna Sullivan” pero muy silenciada en su adultez. Silenciada por su cercanía con posturas socialistas y de solidaridad con el movimiento obrero contemporáneo.

Aprendió de primera mano el horror de las condiciones de hacinamiento e insalubridad en las que vivían los obreros. Indignada por las prácticas de explotación infantil que encontró, se formó en organización sindical y se preparó para afrontar la violencia que ejercerían sobre huelguistas y organizadores. Escribió artículos denunciando la Matanza de Ludlow «He seguido, paso a paso, los acontecimientos en Colorado, donde las mujeres y niños sin piedad han sido asesinados. Sr. Rockefeller, es usted un monstruo del capitalismo«. Helen Keller no tuvo reparo al hacer preguntas políticamente incorrectas. En 1912 escribía: «¿Por qué en esta tierra rica hay tanta pobreza? ¿Por qué trabajan los niños en los molinos mientras miles de hombres no consiguen trabajo?, ¿por qué las mujeres que no hacen nada tienen miles de dólares al año para gastar?

Mientras me dediqué a trabajar para las personas ciegas, la gente me elogiaba de una manera extravagante, llegándome a llamar “la arcipreste de los ciegos” o “el milagro moderno pero cuando mi discurso pone en el centro a la pobreza, y mantengo que ésta es resultado de una economía inadecuada, y que el sistema bajo el que vivimos es la causa de la ceguera y sordera en la que vive la mayor parte del mundo, entonces la cosa cambia. Sueño con escribir un libro que contribuya al movimiento socialista. Su título sería: “Ceguera Industrial y Sordera Social

Las historias de Gennet y Helen se entrelazan. Historias de superación ante la limitación. De la necesaria colaboración con otros. De la importancia de una familia que colabore a la promoción de todos sus miembros. Del beneficio tan importante que estas personas reciben de la técnica. De que la promoción personal debe llevar al planteamiento de la promoción colectiva. Gracias Gennet por tu amabilidad y tu testimonio. Gracias al grupo de investigación Helen Keller por vuestro trabajo.

1. Sobre Helen Keller, ver también los artículos La verdad sobre Helen Keller y Cómo me convertí en una socialista, así como el capítulo dedicado a ella en el Almanaque Rovirosa sobre su figura.