V Encuentro Mundial de las Familias

2198

El Movimiento Cultural Cristiano y Camino Juvenil Solidario como familia de familias en el seno de la Iglesia, damos la bienvenida a España a Benedicto XVI que viene a encontrarse en Valencia con las familias de todo el mundo y os informamos de nuestra presencia en el ‘V Encuentro Mundial de las Familias’, allí nos vemos.

El Movimiento Cultural Cristiano, como familia de familias en el seno de la Iglesia, da la bienvenida a España a Benedicto XVI que viene a encontrarse en Valencia con las familias de todo el mundo.

Queremos destacar el carácter mundial e internacionalista de este encuentro, convocado por Juan Pablo II.

Queremos resaltar que hoy la inmensa mayoría de las familias del mundo y de la Iglesia son empobrecidas. Que son víctimas de un Mundo en Guerra que las somete al hambre, el paro y la esclavitud infantil; y a una Cultura de Muerte que defiende el derecho del fuerte a acabar con la vida de los débiles en el seno de la madre mediante el aborto y desprecia a los no productivos, para los que pide la eutanasia y otras formas de eugenesia.

Agradecemos a Benedicto XVI su presencia como apóstol que nos anuncia el Evangelio de la Vida. Que igual que su antecesor proclama que la familia, fundada en el matrimonio de hombre y mujer, es solidaridad a imagen del Dios Trinitario, y escuela de solidaridad y vida entregada, como la de Cristo que da su vida por la Iglesia.

Recordamos que en este encuentro se celebran los 25 años de la Familiaris Consortio en la que Juan Pablo II llamó a las familias a asociarse y ser protagonistas de la misión de la Iglesia y de lucha por la justicia y la solidaridad en el plano internacional.

Denunciamos el ataque internacional a la familia, protagonizado en España por el gobierno Zapatero, que intenta convencernos de que la familia es “una convención social” que se pone o se quita según el “consenso” que interese al poder. Sus consecuencias están claras en el sufrimiento de sus víctimas, que se cuentan por millones en las estadísticas de divorcios, abortos, trastornos psicológicos, suicidios juveniles, ancianos abandonados, mujeres asesinadas por su pareja, embarazos no deseados, niños depresivos,… Una agresión a la que contribuyen los intereses de los grandes conglomerados económicos y bancarios mediante los precios de la vivienda, las hipotecas, los horarios laborales y la manipulación desde los medios de comunicación.

Acogemos el legado que nos han dejado las familias cristianas pobres que pusieron en marcha el Movimiento Obrero como vivencia organizada de la solidaridad y la lucha por la justicia. Recordamos cómo hace también 25 años que en Laborem Exercens Juan Pablo II nos hizo la llamada a actualizar esta vida solidaria siendo Iglesia de los Pobres.

Con gran ilusión acudimos con toda la Iglesia a Valencia a renovar nuestro compromiso como militantes cristianos de ser fieles a Cristo, la Iglesia y los empobrecidos,  queriendo recorrer hoy el camino de fidelidad, pobreza, trabajo y sacrificio de la Familia de Nazaret, referencia permanente para la inmensa mayoría de las familias cristianas, que como María, José y el niño saben lo que es el exilio y la emigración, la persecución y la entrega a la voluntad de Dios.

  ¡¡¡La Familia es fuente de solidaridad!!! 

Otros manifiestos emitidos:

Disponibles en el nº64 de la revista Autogestión. La puedes adquirir en tu Casa de Cultura y Solidaridad más cercana