Venezuela al borde del precipicio

1222
  • La situación económica, la devaluación de la moneda, una inflacción galopante y la hiperdependencia del petróleo.
  • Creciente gravedad de la situación del país, agudizada por dos devaluaciones en los últimos dos meses del bolívar, que ha perdido un 46% de su valor.

Los candidatos a presidente se limitaron, en campaña, a utilizar el problema como arma arrojadiza y a anunciar promesas como la de una subida salarial del 40% para paliar el impacto de las devaluaciones.

Venezuela depende de los ingresos del petróleo para comprar en el exterior el 70% de los alimentos que consume, que importa principalmente de Brasil y de Estados Unidos, el gran Satán para el régimen.

Años de control de precios, nacionalizaciones de tierras y amenazas de expropiaciones así como falta de suministros y malas comunicaciones ha hecho que la producción de algunos productos como el maíz, el arroz o la carne hayan caído en picado.

La inflación repuntará este año por encima del 30%, según la mayoría de los analistas, frente al objetivo del 20% fijado por el Gobierno.

La subida salarial (para compensar la devaluación) prometida en campaña acelerará la subida. El déficit fiscal ha alcanzado la cifra récord del 12% del PIB, y la deuda pública, de 210.000 millones de dólares, ha llegado al 55%. Existen además varios tipos de cambio con el dólar, desde el oficial de seis bolívares por cada billete verde a los más de 20 en el mercado negro.

La dependencia del petróleo ha crecido, en 1998, antes de Chávez, las exportaciones petroleras suponían el 75% del total y ahora representan el 95%.

Maduro y Capriles lo saben, lo que sucederá si el barril baja de los 100 dólares…

Fuente: El País ( * Extracto)