VOZ de los sin VOZ edita un nuevo LIBRO sobre JUEGOS SOLIDARIOS

2259

Nos gustaría poder hablar de ´juegos ´ a secas. Nos gustaría poder hablar de ´niños´ a secas. Pero este mundo salvaje, que condena a más de 400 millones de niños a la esclavitud, nos obliga a hablar de ´juegos solidarios´ y de canallada social. Juegos pensados desde la solidaridad. Juegos pensados para aprender a colaborar por la existencia en lugar de a luchar por la existencia. Juegos pensadas para construir sociedad fraterna, de hermanos, de personas que ponen el sentido de sus vida en dignificar la vida de otras personas. Juegos pensados desde, en y para la solidaridad.

Julián Goméz del Castillo, militante obrero cristiano, con 64 años de militancia socialista y miembro fundador de la HOAC, ZYX y del Movimiento Cultural Cristiano.. hace la introducción al libro con estas palabras:

Nos gustaría poder hablar de «juegos » a secas. Nos gustaría poder hablar de «niños» a secas. Pero este mundo salvaje, que condena a más de 400 millones de niños a la esclavitud, nos obliga a hablar de «juegos solidarios» y de canallada social. Juegos pensados desde la solidaridad. Juegos pensados para aprender a colaborar por la existencia en lugar de a luchar por la existencia. Juegos pensadas para construir sociedad fraterna, de hermanos, de personas que ponen el sentido de sus vida en dignificar la vida de otras personas. Juegos pensados desde, en y para la solidaridad.

Para poder hablar de «niños» y de «juegos» a secas, hay que liberar al niño y hay que rescatar el juego.

¡ Liberar al niño de la esclavitud ! De la esclavitud literal, no metafórica. No hay niños trabajadores, como cínicamente dicen la OIT o la UNICEF, hay niños esclavos; Hay que contribuir a liberar a los niños de la esclavitud que aplasta su niñez. Para que aprendan a vivir en libertad. Queremos niños libres… para ser libres. Y hay que liberar al niño del infantilismo, que es la enfermedad a la que condena una sociedad que quiere perpetuar la inmadurez del infante y no se quiere plantear ni por asomo que aprendamos a vivir la responsabilidad que exige la libertad, y la fidelidad que exige la lucha por la liberación de los niños. Queremos personas capaces de gestionar su propia vida en solidaridad con los demás.

¡Rescatar el juego! Rescatarle del materialismo del juguete. Ese instrumento que el dios-mercado ha convertido, pervirtiéndolo todo una vez más, en un fin. Rescatar el juego significa, rescatar la capacidad creativa que tiene el niño de convertir cualquier medio que tiene a su alcance en un instrumento de relación con los demás, de interacción con los demás. Restituir el cuerpo a cuerpo. Restituir el alma a alma.

Desgraciadamente los niños tienen que volver a aprender a jugar. Les hemos robado el juego. Pero algunos educadores «listos» han convertido esta tarea de restitución en profesión. Y quieren vivir del «cuento» de «enseñar a jugar». Se creen que los niños no son capaces de aprender solos. Y han recibido hasta «créditos «que les dicen que son «especialistas» en juegos. A ellos también hay que liberarles de su infantilismo y recordarles que ya son adultos. Sí queremos rescatar el juego de los niños, vamos a dejamos nosotros de juegos y vamos a embarcamos en el compromiso político al que estamos obligados como educadores.

Lamentamos profundamente tener que hacer un libro de juegos solidarios. Porque eso quiere decir que nos están robando la infancia. Y nos están robando el sentido de la vida.

Responsable de Ediciones «Voz de los sin Voz»


Si deseas este libro ,“Voz de los Sin Voz” pone a nuestra disposición el texto completo en 2 tomos por la colaboración económica de tan sólo 1,80 euros. El libro contiene de 170 excelentes juegos para romper las relaciones competitivas: juegos de presentación, de conocimiento, de confianza, de escucha y comunicación, de cooperación, de resolución de conflictos, de distensión, etc.

Puedes solicitarlo en E-mail:

Formulario de contacto

o en Avda. Monforte de Lemos 162. Librería Dersa, 28029, Madrid, España.

Tef: 91 3734086. ( prefijo 34 si llamas desde fuera de España)

Frente a la censura que suponen los precios , principalmente ocasionada por el circuito comercial establecido en este sector, agradecemos a los autores y trabajadores que hacen posible VOZ DE LOS SIN VOZ la gratuidad con que desempeñan sus funciones. El libro sigue siendo un artículo de primera necesidad en la cultura de los pueblos y debe ser tratado como tal y no como instrumento de negocio…

Por Julián Gómez del Castillo
Responsable de Ediciones «Voz de los sin Voz»