Multinacionales en España dejan de declarar 13.500 millones

332

Las multinacionales dejan de declarar en España unos 13.500 millones de euros al año que se van a países con una tributación baja o paraísos fiscales. Pese a que tienen una parte de su negocio radicado en el territorio español, estas compañías intentan abaratar el pago de impuestos moviendo artificialmente los beneficios a otras jurisdicciones.

Según estas cifras, el Estado español pierde un 13% de la recaudación del impuesto de sociedades, unos 2.600 millones que se evaporan por obra de la ingeniería fiscal. Así lo concluye un estudio global de varios académicos, entre ellos Gabriel Zucman, que el viernes recibió el premio Bernácer al mejor economista joven de Europa, concedido por el Observatorio del BCE y con el apoyo del Banco de España.

¿Cuántos beneficios se desvían a otros países debido a las diferencias en los tipos del impuesto de sociedades?, ¿qué países ganan y pierden por la agresiva competencia fiscal? A esas preguntas trata de responder en una de sus últimas investigaciones Gabriel Zucman, profesor de Berkeley, discípulo de Thomas Piketty y uno de los economistas más influyentes del panorama actual. Con 32 años, sus hallazgos sobre riqueza, desigualdad, tributación y paraísos fiscales están agitando el debate económico en Europa y, sobre todo, en Estados Unidos. Se trata de hallar una forma de globalización que sea sostenible y que no perjudique a los más débiles, dice Zucman a EL PAÍS. Y añade que la armonización fiscal es un camino para lograrlo.

La agencia estadística Eurostat brinda un mapa de los beneficios por países, incluyendo los de las multinacionales. Así que Zucman y compañía han diseccionado los datos para ver cuántos beneficios se mueven desde donde se producen las ventas hacia países con una tributación baja o paraísos fiscales. Además, han tomado información de los registros mercantiles. Con cifras de 2016, concluyen que las multinacionales desplazan un 36% de sus ganancias a estas jurisdicciones. Entre ellas incluyen países como Irlanda, Puerto Rico, Luxemburgo, Singapur, Suiza u Holanda.

Fuente El País