“La familia es una escuela de la humanización del hombre” Benedicto XVI, Papa de una Iglesia pobre y perseguida.

1605

Ningún medio de comunicación ha destacado el carácter mundial e internacionalista de este encuentro, convocado por su predecesor, Juan Pablo II. Hoy la inmensa mayoría de las familias del mundo y de la Iglesia son empobrecidas. Son víctimas de un Mundo en Guerra que las somete al hambre, el paro y la esclavitud infantil

“Mi deseo es proponer el papel central, para la Iglesia y la sociedad, que tiene la familia fundada en el matrimonio. Ésta es una institución insustituible según los planes de Dios, y cuyo valor fundamental la iglesia no puede dejar de anunciar y promover, para que sea vivido siempre con sentido de responsabilidad y alegría.”

Estas fueron las primeras palabras de Santo Padre,  al posar sus pies sobre suelo español, en el V encuentro mundial de las familias.

El Movimiento Cultural Cristiano (MCC), como familia de familias en el seno de la Iglesia, le dio la  bienvenida, encontrándose en Valencia con el Papa y con las familias de todo el mundo.

Ningún medio de comunicación ha destacado el carácter mundial e internacionalista de este encuentro, convocado por  su predecesor, Juan Pablo II. Hoy la inmensa mayoría de las familias del mundo y de la Iglesia son empobrecidas. Son víctimas de un Mundo en Guerra que las somete al hambre, el paro y la esclavitud infantil; y a una Cultura de Muerte que defiende el derecho del fuerte a acabar con la vida de los débiles en el seno de la madre mediante el aborto y desprecia a los no productivos, para los que pide la eutanasia y otras formas de eugenesia.

A esta cita acudió también la organización Camino Juvenil Solidario (CJS), realizando una tarea de defensa a la vida, con la campaña “Mi primer día de vida” que tuvo muy buena acogida y que el Santo padre reforzó el fin de semana: “ La criatura concebida ha de ser educada en la fe, amada y protegida. Los hijos, con el fundamental derecho a nacer y ser educados en la fe, tienen derecho a un hogar que tenga como modelo el de Nazaret y sean preservados de toda clase de insidias y amenazas”.

Hoy más que nunca la juventud necesita romper las cadenas que la convierten en MASA y GANADO.  Camino Juvenil Solidario quiere romper esas cadenas:

“la lucha en comunión con nuestros hermanos por algo que no sea nuestro dinero, nuestro cuerpo o nuestra vanidad” dice uno de sus miembros.

El encuentro ha finalizado pero estos jóvenes continuarán una semana más realizando el trabajo que les ha unido, la lucha por la Justicia. “ Son muchos los que nos han precedido, en nuestras manos está ser mediocres y AMENAZA o militantes y mártires por una Justicia que dé ESPERANZA. La opción de los cristianos será, desde el bautismo, la lucha por la SOLIDARIDAD” así se despedían de Benedicto XVI el paso domingo 9 de julio.

Ante estas palabras del PAPA: “Sabéis que sigo de cerca y con mucho interés los acontecimientos de la Iglesia de vuestro País, de profunda raigambre cristiana y que tanto ha aportado y está llamada a aportar al testimonio de la fe y a su difusión en otras muchas partes del mundo. Mantened vivo y vigoroso este espíritu, que ha acompañado la vida de los españoles en su historia, para que siga nutriendo y dando vitalidad al alma  de este pueblo.”……..

Conozco y aliento el impulso que estáis dando, en un tiempo de rápida secularización, que a veces afecta incluso a la vida interna de las comunidades cristianas. Seguid, pues proclamando sin desánimo que prescindir de Dios, actuar como si no existiera o relegar la fe al ámbito meramente privado, socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la cultura y de la sociedad. Por el contrario, dirigir la mirada al Dios vivo, garante de nuestra libertad y de la verdad, es una premisa para llegar a una humanidad nueva.”; el MCC no tiene ninguna duda de que este servicio en la sociedad es fundamental. Una vez más el  MCC denunció el ataque internacional a la familia, protagonizado en España por el gobierno Zapatero, que intenta convencernos de que la familia es “una convención social” que se pone o se quita según el “consenso” que interese al poder. Sus consecuencias están claras en el sufrimiento de sus víctimas, que se cuentan por millones en las estadísticas de divorcios, abortos, trastornos psicológicos, suicidios juveniles, ancianos abandonados, mujeres asesinadas por su pareja, embarazos no deseados, niños depresivos,… Una agresión a la que contribuyen los intereses de los grandes conglomerados económicos y bancarios mediante los precios de la vivienda, las hipotecas, los horarios laborales y la manipulación desde los medios de comunicación.

Es necesario encender pequeñas luminarias en el mundo (personas, matrimonios, familias, grupos y equipos) que poco a poco, vayan consiguiendo desvanecer las tinieblas del mundo materialista. El ambiente se está renovando a base de testimonios vitales que contienen humildad, pobreza y sacrificio, única propaganda capaz de convertir en realidad el Reino de Jesucristo”. Sólo así está siendo posible y real construir desde los empobrecidos, aquí y en Iberoamérica, realizaciones solidarias y autogestionarias liberadoras y familias cristianas.

Con gran entusiasmo acudimos con toda la Iglesia a Valencia a renovar nuestro compromiso como militantes cristianos de ser fieles a Cristo, la Iglesia y los empobrecidos,  queriendo recorrer hoy el camino de fidelidad, pobreza, trabajo y sacrificio de la Familia de Nazaret, referencia permanente para la inmensa mayoría de las familias cristianas, que como María, José y el niño saben lo que es el exilio y la emigración, la persecución y la entrega a la voluntad de Dios.  Con ese entusiasmo queremos servir a nuestra madre la Iglesia.

Agradecemos a Benedicto XVI su presencia como apóstol que nos anuncia el Evangelio de la Vida. Que igual que su antecesor proclama que la familia, fundada en el matrimonio de hombre y mujer, es solidaridad a imagen del Dios Trinitario, y escuela de solidaridad y vida entregada, como la de Cristo que da su vida por la Iglesia y por el mundo.

Reseñas de las palabras pronunciadas por Benedicto XVI en Valencia:

“La Iglesia no cesa de recordar que la verdadera libertad del ser humano proviene de haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. Por ello, la educación cristiana es educación de la libertad y para la libertad.”

“Ningún hombre se ha dado el ser a si mismo ni ha adquirido por si solo los conocimientos elementales para la vida. Todos hemos recibido de otros la vida y las verdades básicas para la misma, y estamos llamados a alcanzar la perfección en relación y comunión amorosa con los demás. La familia fundada en el matrimonio indisolubles entre un hombre y una mujer, expresa esta dimensión relacional, filial y comunitaria, y es el ámbito donde el hombre puede nacer con dignidad, crecer y desarrollarse de un modo integral.”

“La familia es un bien necesario para los pueblos, un fundamento indispensable para la sociedad y un gran tesoro de los esposos durante toda su vida. Es un bien insustituible para los hijos, que han de ser fruto del amor, de la donación total y generosa de los padres. Proclamar la verdad integral de la familia, fundada en el matrimonio como Iglesia doméstica y santuario de la vida, es una gran responsabilidad de todos.”

¡¡¡La Familia es fuente de solidaridad!!!

Rosa Bueno