Aborto y capitalismo

2567

El aborto y el capitalismo forman un binomio antropológico inseparable que considera al ser humano como cosa, como instrumento, como simple material biológico.

Estamos convencidos de que el aborto es un crimen  que pone de manifiesto el espíritu capitalista de forma especialmente expresiva. Supone la dominación de un ser mucho más fuerte sobre otro indefenso. Supone considerar al propio hijo como una propiedad más de la que me puedo deshacer. Supone considerar al niño como una carga insoportable ya sea económica, social o psicológica. Supone la eliminación de una criatura si hay malformaciones o discapacidades que no se está dispuesto a asumir. Tanto la madre como el hijo son víctimas de una concepción materialista de la existencia. Hoy defender el aborto es asumir plenamente el espíritu capitalista más salvaje, sin embargo hay muchos que estando en contra del aborto defienden el capitalismo. ¿Se puede ser más incongruente?. Otros muchos dicen estar contra el capitalismo y como consecuencia son proabortistas. ¿Se puede aceptar tal contradicción?

            Los señores del PP ante la propuesta del PSOE  a favor de extender el aborto se dedican a decir que es una cortina de humo para tapar la crisis. El asesinato de más de 100.000 personas al año en España no es una cortina de humo, señores populares. Es un paso más en la transformación radical  de una sociedad. Hoy todos los ciudadanos, especialmente los jóvenes de nuestro país, necesitan un debate político de altura moral que ponga las cosas en su sitio. El aborto y el capitalismo forman un binomio antropológico inseparable que considera al ser humano como cosa, como instrumento, como simple material biológico. El aborto no es ninguna cortina de humo. Sean sinceros sres. del PP y reconozcan que no quieren dar la cara en la defensa de la vida humana. El capitalismo mata de hambre y mata por aborto y no valen las componendas.