Carta del Gran mufti de Siria al Papa Francisco

2209

En la Plaza de San Pedro (si es posible) o en la gran mezquita de los Omeyas en Damasco, el Gran mufti de Siria, Ahmad Badreddin Hassou, líder espiritual del Islam sunita, acogiendo la llamada del Papa, estará orando y ayunando por la paz en su país.

El mufti ha enviado, a través de la Nunciatura Apostólica en Damasco, una carta oficial al Papa Francisco y se prepara para participar en la jornada especial pro-Siria, del 7 de septiembre, proponiendo a la Santa Sede que se organice un encuentro interreligioso.

En el texto de la carta, recibida también en la Agencia Fides, el mufti define el llamamiento del Papa Francisco como "hijo de las leyes celestiales", alabando la iniciativa de "orar por la paz en Siria", como "buena y un bien para la humanidad".

"Santidad – dice el texto – le damos las gracias por su llamada de gran humanidad, basada en la fe, para ayunar y orar juntos a Dios Todopoderoso para que pueda traer paz a la tierra y nos proteja de la fuerza del mal y la opresión". Palabras que, según el muftí, están en desacuerdo "con todos aquellos que ocultan la luz resplandeciente de la fe, la caridad, la misericordia y la paz, que usted pide y todos nosotros pedimos, como lo hicieron los Profetas y Mensajeros de Dios".

Mostrando su "profunda gratitud por su atención espiritual", el mufti expresa el deseo de "estar junto al Papa en el momento en que la oración se elevará al Dios Altísimo", y afirma: "Estaremos juntos de todos modos, el 7 de septiembre, para elevar nuestra súplica a Dios", y propone a la Santa Sede "organizar una cumbre espiritual con los líderes religiosos en Damasco o en el Vaticano: así tal vez podamos detener el fuego de los que quieren destruir la tierra de Abraham, Moisés, de Jesús, de Mahoma".

"Vamos de la mano – continúa la carta – en la difusión de la paz y la seguridad para todos los pueblos del mundo, para hacer frente a los extremistas y a las divisiones sobre la base de la religión o el origen étnico. Continuamos nuestro viaje tras las huellas de los profetas, los santos, los justos y los hombres de buena voluntad". "Que usted pueda permanecer, Santidad – concluye el texto que ha llegado a la Agencia Fides – bajo la protección, la guía y la providencia de Dios, así llegaremos juntos al lugar de la plenitud de la fe y de la luz".

Alto a la violencia: ayuno y oración de los obispos y fieles en Damasco

"Todos los obispos y fieles cristianos en Damasco han acogido el llamamiento para ayunar y orar por la paz en Siria el sábado 7 de septiembre. La oración es nuestra última oportunidad para detener la violencia", dice a la Agencia Fides S. Exc. Mons. Samir Nassar, arzobispo maronita de Damasco, que vive estos días con su comunidad en una actitud de "oración y esperanza para detener la guerra". El arzobispo informa a Fides de que "muchos musulmanes se unirán a nosotros", y que, por lo tanto, la oración en Damasco será ecuménica e interreligiosa, signo de la fuerte voluntad de paz de toda la población siria.

Según la información de la Agencia Fides, las diferentes comunidades y parroquias se preparan para vivir momentos y vigilias de oración. Una iniciativa muy querida y que contará gran participación, será la del Santuario de "Tabbaleh", en Damasco, que es el "Memorial de San Pablo", un lugar donde cada sábado se celebra la Santa Misa y una vigilia ecuménica, en el espíritu paulino.

En el Santuario, confiado al cuidado pastoral de los frailes franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, "viviremos el 7 de septiembre un intenso día de ayuno, penitencia y oración para implorar la paz de Dios", dice a la Agencia Fides, el fraile franciscano padre Romualdo Fernández, OFM, Rector del Santuario.

"La vigilia de oración, en la que participarán los frailes, las hermanas Franciscanas Misioneras del Corazón Inmaculado de María y muchos fieles, estará animada por los jóvenes y los niños".

"Todas las iglesias franciscanas han acogido con gran alegría el llamamiento de paz del Papa Francisco, un hombre que se preocupa por el destino de Siria. Los fieles sienten su cercanía y están entusiasmados y conmovidos por sus palabras", concluye el padre Fernández.

El Metropolitano siro-ortodoxo: "Ayuno y oración por la paz, con el Papa: nuestra misión"

Eustathius Matta Roham, Arzobispo Metropolitano de la Iglesia siro-ortodoxa de "Jazirah y Éufrates", en la parte oriental de Siria ha mandado a la comunidad siro-ortodoxa una invitación sincera al ayuno y oración por la paz en comunión y concomitancia con la vigilia de oración anunciada por el Papa Francisco para el 7 de septiembre. Al ser entrevistado por la Agencia Fides, el Metropolitano, que se encuentra en Viena, afirma que él y toda su comunidad "se adhieren fuertemente al llamamiento del Papa".Para evitar males como la guerra y la violencia, el Arzobispo recuerda el pasaje del Evangelio de Mateo (17,21): "Esta clase de demonios no sale sino con la oración y el ayuno".

Por eso, el arzobispo afirma a Fides: "acogemos la invitación del Santo Padre: nuestra oración común es muy necesaria para que la paz pueda prevalecer. El ayuno es necesario para convertir el corazón y suplicar la intervención y la gracia de Cristo. Ayunar y orar juntos, ahora: ésta es nuestra misión. Me reconforta porque veo que muchas personas en el mundo entienden la situación y la urgencia de la paz".

El Metropolitano Matta Roham informa también a la Agencia Fides que ha pedido "a toda la comunidad cristiana siro-ortodoxa en Siria pero también a las comunidades de la diáspora en todo el mundo, que se unan a la oración y al ayuno comunitario, en nombre de Cristo, para implorar el don de la paz".

Según ha informado a la Agencia Fides el Arzobispo, que en las próximas semanas viajará a Líbano y Turquía, por razones pastorales, las comunidades ortodoxas y protestantes de diferentes confesiones, en Líbano y otros países de Oriente Medio, se están movilizando para orar y ayunar juntos el Sábado 7 de septiembre.

Fuente: Agencia Fides