Cinco motivos para decir 'NO' a Educación para la Ciudadanía

2417

Ante la reciente aprobación de la Ley Orgánica de Educación en el Congreso de Diputados, PROFESIONALES POR LA ÉTICA ha difundido un folleto que resume sus razones para oponerse a la nueva asignatura incluida por el Gobierno en esta ley.

Cinco motivos para decir «NO» a Educación para la Ciudadanía 


Ante la reciente aprobación de la Ley Orgánica de Educación en el Congreso de Diputados, PROFESIONALES POR LA ÉTICA ha difundido un folleto que resume sus razones para oponerse a la nueva asignatura incluida por el Gobierno en esta ley.


Estos motivos, ha explicado Ramón Novella, portavoz del Área de Educación de Profesionales por la Ética, se resumen en los siguientes:


Tal como la ha planteado el Ministerio de Educación, la asignatura tiene un peligro real de ser un instrumento de adoctrinamiento ideológico en la escuela, al margen del artículo 27 de la Constitución Española, que expresamente reconoce el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus propias convicciones.


Esta nueva asignatura recorta horas lectivas de asignaturas lectivas como Tecnología o Filosofía y se opone a los dictámenes del Consejo de Estado y del Consejo Escolar del Estado que consideraron desmesurada la presencia de Educación para la Ciudadanía en el curriculum escolar.


Los contenidos de Educación para la Ciudadanía no han sido negociados ni siquiera comentados por el Ministerio de Educación con la comunidad educativa.  De hecho, el Ministerio solo ha convocado una reunión para tratar de esta materia con asociaciones y entidades mayoritariamente afines al PSOE.


Resulta preocupante que Alejandro Tiana, Secretario de Estado de Educación, haya considerado «pertinente» la propuesta de contenidos de Educación para la Ciudadanía realizada por la Fundación Cives y la Universidad Carlos III, regidas respectivamente por los ideólogos socialistas Victorino Mayoral y Gregorio Peces-Barba.  Esta propuesta de contenidos parte de que la palabra «Dios» carece de significación real para los españoles y promueve la expulsión del hecho religioso de la escuela.


Finalmente, la imposición de la materia Educación para la Ciudadanía como obligatoria y evaluable para los alumnos es un verdadero sarcasmo cuando tal categoría se niega a la asignatura de religión. Esta asignatura es menospreciada por el Ministerio de Educación a pesar de que elegida por casi un 80 % de los alumnos españoles.


«En definitiva», ha manifestado Ramón Novella, «la introducción de Educación para la Ciudadanía en el curriculum escolar nos lleva a la imposición de una verdadera moral de Estado».  «El Ministerio de Educación no ha hecho públicos los contenidos definitivos de esta asignatura; si la asignatura finalmente se impone, nuestra intención es proporcionar a los padres y educadores los instrumentos necesarios para oponerse a aquellos contenidos que vulneren la libertad religiosa o de conciencia y la libertad de enseñanza reconocidas en la Constitución Española».


Ramón Novella.


Jaime Urcelay.