Citibank pagó 650.000 euros a los sindicatos UGT, CCOO y FITC

2176

‘todos los acuerdos y traslados que han firmado CCOO, UGT y FITC han perjudicado siempre a los trabajadores, tanto en retribuciones como en horas de trabajo’

La entidad bancaria norteamericana Citibank abonó 650.000 euros a los sindicatos CCOO, UGT y FITC para obtener su colaboración en diferentes acuerdos laborales. Así lo reconoce un auto de la Audiencia Provincial de Madrid del 19 de julio de este año. Sin embargo, este tribunal dictó el sobreseimiento de los hechos, que habían sido denunciados por CGT, al no ser delito las gratificaciones de empresas a sindicatos según el Código Penal.

Fran Lorente / CCOO Madrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha puesto punto final a la querella criminal que CGT había interpuesto contra altos cargos de Citibank y varios dirigentes de CCOO, UGT y la Federación Independiente de Trabajadores del Crédito (FITC). El auto, dictado el 19 julio de 2006, estima probado que los sindicatos cobraron 650.000 euros y recibieron regalos de lujo a cambio de su colaboración para firmar cuatro acuerdos laborales. El tribunal archiva la causa “no por falta de acreditación de los hechos denunciados, sino por ser los hechos atípicos”. Es decir, exculpa a esos directivos y dirigentes sindicales al considerar que lo ocurrido no está tipificado como delito en el Código Penal.

“Pagar a los sindicatos por su trabajo es una práctica habitual del mercado”, llegó a declarar el presidente de Citibank España, Sergio de Horna, durante una de las vistas de este largo proceso judicial. Cabe destacar que este litigio ha pasado ya por el Jugado de lo Social antes de llegar a la Audiencia Provincial. Según dirigentes sindicales de CGT, “si se trata de una práctica habitual, ¿cuántos acuerdos, negociaciones y expedientes de regulación se han pagado? Deberíamos saberlo”. A finales de año se celebrarán elecciones sindicales y para la sección de CGT en Citibank “el verdadero veredicto lo deben dar los trabajadores”. Citibank pagó en 2003 a dirigentes de CCOO entradas y viajes para ver a Los Angeles Lakers. Esto sucedió justo después de que se firmara el Acuerdo de Traspaso de 200 trabajadores de Citibank a su financiera Citifin, pacto sin precedentes en toda la banca del Estado.

Además, la documentación presentada en el juzgado recoge estancias de agentes sindicales en el Hotel Hilton de Nueva York y excursiones por Texas, certifica la compra de ordenadores portátiles a CCOO y detalla innumerables pagos de miles de euros a las tres centrales sindicales. Todo ello financiado por la entidad bancaria. Los acuerdos laborales de 2000 nacieron de la necesidad de la empresa de trasladar desde Madrid a Barcelona el centro de servicio de llamadas telefónicas. La negociación afectaba a cerca de 250 trabajadores. Hubo fuertes presiones y la mayoría se negó a aceptar las condiciones por los inconvenientes que le suponía un traslado de ciudad, de forma que la mayor parte de los trabajadores abandonó su empleo y aceptó las indemnizaciones. Cabe recordar que ya en septiembre de 1999 la Inspección de Trabajo Provincial de Madrid abrió diligencias contra el banco norteamericano cuando descubrió que realizaba un expediente de regulación encubierto.

Para Teógenes Ortiz, secretario de organización de CGT Banca de Madrid, “todos los acuerdos y traslados que han firmado CCOO, UGT y FITC han perjudicado siempre a los trabajadores, tanto en retribuciones como en horas de trabajo”. Otra negociación supuso una reducción de plantilla de más de 200 personas mediante un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas. En cada ocasión, Citibank pagó 234.000 euros (39 millones de pesetas) a los sindicatos. El hecho de que el dinero se abonase a través de un tercero, el bufete Baker & McKenzie, tenía por objeto camuflar los pagos.

El jefe de Delegación de Baker & McKenzie, que representaba al banco en la Mesa de Negociaciones sobre el traslado de personal a Barcelona, envió un escrito a Citibank en febrero de 2000 donde le informaba de una reunión fuera de esa Mesa con dirigentes de la Federación de CCOO. En el fax constaba la solicitud hecha al banco para que procediese a contratar nuevamente a la presidenta del comité de empresa de Citiconsulting, perteneciente a Citibank, quien está afiliada a CCOO y meses antes había firmado un acuerdo para el cierre de esta filial. En esta comunicación, recogida en el Documento nº 8 de la acusación, además se puede leer que los dirigentes del sindicato “consideran que el banco debe mantener más reuniones con los trabajadores afectados por el traslado para tratar de ‘convencerles”.

Satisfacción en CCOO
La sección sindical de CCOO en Citibank se ha congratulado por el archivo de la causa. En una circular la central califica la querella como “un episodio más de la maquinaria sindical puesta en marcha por los que utilizan el menosprecio, la cicatería, el insulto, la injuria, el rencor y el odio hacia todo el que no piense como ellos”. CCOO añade que apuesta por la negociación y el diálogo como fórmula para intentar solucionar los problemas de los trabajadores.

Manuel Lara /Madrid
https://www.diagonalperiodico.net/