Comienzo del XXXVII Aula Malagón-Rovirosa: «Conversión y vida solidaria»

568

Con gran alegría, hemos dado comienzo al Aula Malagón-Rovirosa en su XXXVII edición. Con distintas actividades, campo de trabajo-convivencia, campamentos para niños y jóvenes. Como hemos dicho en muchas ocasiones es una oportunidad para vivir la fe profundamente, en todas las edades. Desde los campamentos hasta los cursos de conversión y ejercicios espirituales, se respira una «espiritualidad»… Se trata de vivir la fe en este privilegiado momento y ambiente, orar y trabajar por un mundo que sufre, que necesita del Señor y de la vida solidaria, por una sociedad que requiere de militantes cristianos asociados.

Jóvenes en un taller del campamento

Los Ejercicios Espirituales, este año se centran en «La conversión según San Agustín», impartidos por Mons. Helizandro Terán, obispo de Mérida-Venezuela, con él vamos a compartir la experiencia de la Fe.

Ejercicios espirituales

Además, se realiza el curso de Conversión, un momento privilegiando para el encuentro con el Señor y los hermanos. Un curso donde nos planteamos toda nuestra vida en clave solidaria, donde comenzamos a orientar nuestra vivencia de la fe sobre el eje Cristo-Iglesia-Los pobres…

Mons. Helizandro Terán, obispo de Mérida-Venezuela

Continuamos durante todo el Aula, con nuestro compromiso en la búsqueda de la verdad y la luz, haciendo posible la solidaridad fraterna.

El Aula seguirá posteriormente con el Curso Encuentro «Compromiso por el Bien Común frente a la globalización de la indiferencia» entre 7 y el 11 de Agosto. Puedes ver el programa en el siguiente enlace e inscribirte en los siguientes enlaces.

Descarga aquí el programa amplio del Aula

INSCRIPCIÓN EN EL CURSO ENCUENTRO

Como dijimos en nuestro artículo editorial de la revista Autogestión:

¿Qué puede aportar el Aula Malagón Rovirosa a tamaños desafíos? Sólo el amor, un amor que es angustia; que es búsqueda de la verdad y la luz; que es búsqueda del bien, del Bien que deseamos a quien amamos de verdad, del Bien común; que es compartir el camino de los desheredados, de los descalzos, de los descartados; que es lucha, compromiso activo asociado, organizado, reflexionado y discernido en común; … Sólo el amor nos convence de que existe en el mundo un lugar para nosotros.