Corea: aumenta la violencia contra padres y abuelos

227

Se registra un aumento del 90,5% respecto al 2014. Los analistas encuentran un nexo con el rápido envejecimiento de la población.

Los surcoreanos de edad par o superior a los 65 años constituyen el 14,9% de la población. La carga para los jóvenes llamados a sostener a los ancianos continúa creciendo.

Seúl (AsiaNews/Agencias)- En Corea del Sur están en aumento las violencias de los hijos hacia padres y abuelos. En 2018, las autoridades han arrestado a 2.705 personas por crímenes contra los familiares más estrechos. El dato registra un aumento del 90,5% respecto a los 1.420 casos de 2014. Es cuanto surge de una investigación parlamentaria, redactada con informes dados por la policía.

El número de arrestos era de 2.222 en 2015, 2.685 en 2016 y 2.359 en 2017. Por el tipo de delito, en 2018 la agresión jugó el papel del león con 1.845 episodios (el 68,2% del total), seguida por daño físico con 403, intimidaciones con 152 y homicidios con 73.

Los analistas encuentran un nexo entre el aumento de las agresiones a padres y abuelos con el envejecimiento de la población. lo revela otro informe, difundido ayer por Statistics Korea – ente que funciona dentro del ministerio de la Planificación y de las Finanzas.

La agencia prevé que la población surcoreana alcanzará el pico en 2028, por los tanto continuará en una curva descendente. Sin embargo, el proceso de envejecimiento de Corea del Sur se acelerará, con el número de ancianos que subirá a 19 millones en 2050- o sea el 39,8% de la población.

Dentro de 2060, existe el riesgo que los ancianos representen el 43,9% del país, según el informe. Una población en rápido envejecimiento, unidos a las bajas tasas de natalidad, es una carga para las finanzas de la nación a causa del aumento del costo de los servicios sanitarios y asistenciales para los ancianos.

El documento de Statistics Korea afirma que, por el momento, por cada anciano hay 4,4 personas en edad de trabajo; en el año 2.000 eran 9,9. Los investigadores prevén que la cifra descenderá ulteriormente a 2,6 en 2030, 1,7 en 2040 y 1 en 2065. Esto indica que la carga para los jóvenes llamados a sostener a los ancianos continuará creciendo.