CRECE la INSOLIDARIDAD CONTRA los EMPOBRECIDOS

2367

En el mes de diciembre y en más de 40 localidades de España vienen celebrándose desde hace más de una década las Marchas Solidarias con los Pobres de la Tierra. Las pegadas de carteles con la niña hambrienta interrogando a los paseantes y las filas de manifestantes encartelados por nuestras calles principales se han convertido en una tradición en nuestros paisajes navideños y un auténtico desafío al ambiente comercial y de derroche. La denuncia de las instituciones causantes del hambre, paro y esclavitud infantil, constituye la motivación de estos singulares actos no violentos y de fuerte contenido moral.


 

El abismo Norte-Sur sigue creciendo y adopta nuevas formas y mecanismos que no hacen sino aumentar la preocupación por el futuro de los pueblos empobrecidos. El monopolio tecnológico del Norte y la creciente importancia que van adquiriendo las grandes empresas multinacionales en el mundo actual va otorgando al Tercer Mundo un papel cada vez más secundario en la ordenación del mundo. A los ya tradicionales mecanismos de robo

El partido político SAIN se suma este año a la marcha de Navidad mientras el resto de partidos calla.

(organismos financieros y comercio internacional) se le suman, con creciente importancia, el predominio de la economía especulativa y financiera, la ciencia y la tecnología monopolizada en un 97% por empresas multinacionales y el poder de veto en los organismos internacionales por parte del Norte. Las estructuras de poder que se vienen configurando en el escenario internacional están movidas por intereses imperialistas: sed de poder y afán de lucro.

Se ensancha la brecha entre ricos y pobres en un momento en el que en las conciencias de los ciudadanos del Norte parece que se han olvidado del drama de cuatro quintas partes de la Humanidad. En efecto, vemos cómo las preocupaciones de las sociedades enriquecidas van por otro lado. Los expertos ya hablan de la “fatiga de la ayuda” a los países del Tercer Mundo con lo cual sólo nos quedan toques de asistencialismo mediático y propagandístico que no hacer sino maquillar la situación. La financiación del Sur al Norte es un hecho sin que las “ayudas” puedan acercarse a los grandes flujos de riqueza y capital provenientes del Sur a los países del Norte.

Curiosamente, se afirma que vivimos en un mundo globalizado pero en realidad son pocas cosas las que se han globalizado. El acceso al agua potable, a la educación, a una vivienda digna, a un puesto de trabajo que permita sostener a una familia, etc., son deseos inalcanzables para la mayoría de la Humanidad. En cambio, el poder de los grandes conglomerados transnacionales se ha hecho mundial y sus estrategias de expansión ya no conocen fronteras. Esa es la globalización tan injusta y desigual. Acaba el siglo con más de mil millones de adultos en situación de desempleo y más de cuatrocientos millones de niños trabajando en condiciones de esclavitud. Nuestros hijos recibirán regalos cuyas etiquetas revelan que han sido manufacturados en países asiáticos lo cual hace casi seguro que hayan sido niños los que hayan fabricado esos juguetes en agotadoras jornadas de trabajo a cambio de salarios de miseria.

En estas navidades nuestros niños recibirán regalos hechos por niños esclavos.

(
Todo ello es posible por la imposición de una cultura rabiosamente insolidaria aunque se manosee la palabra solidaridad. Cada vez es más difícil encontrar en nuestra sociedad movilizaciones y programas políticos animados por la lucha solidaria. La sociedad se divide, se multiplican los intereses particulares y de grupo, los nacionalismos y regionalismos se ponen a la orden del día, y se generaliza la impotencia para afrontar los grandes problemas. Incluso en el seno de nuestro propio país ya existen diferencias regionales que revelan que unos sitios doblan en renta a otros.

Es necesario recuperar la corriente militante hoy ausente de la vida política y sindical. Por ello este año celebramos con alegría que un partido político, SOLIDARIDAD Y AUTOGESTIÓN INTERNACIONALISTA (SAIn), haya decidido sumarse a la manifestación de Navidad mientras los demás partidos políticos han dado la callada por respuesta. En efecto, este partido de reciente creación, tiene entre los puntos principales de su programa político la lucha contra los mecanismos que generan el holocausto del Tercer Mundo.
En una cultura consumista, no podemos dejar que la insolidaridad vaya ganando terreno en todos los aspectos de nuestras vidas. Las marchas de Navidad quieren hacer presente la Voz de los Sin Voz. Parados, inmigrantes, hambrientos y niños esclavos no tienen voz en nuestras instituciones. Pero si empezamos por que en la calle se empiece a oír su grito estamos dando el primer paso para que ello sea posible y construyamos un mundo fraterno sin víctimas ni verdugos.

ORGANIZAN Y COLABORAN EN LAS MARCHAS POR LA JUSTICIA NORTE SUR:

  • MOVIMIENTO CULTURAL CRISTIANO.
  • COLECTIVO CON LOS POBRES DE LA TIERRA
  • REVISTA AUTOGESTIÓN.
  • EDICIONES VOZ DE LOS SIN VOZ.
  • CASAS CULTURA Y SOLIDARIDAD.
  • SOLIDARIDAD Y AUTOGESTIÓN INTERNACIONALISTA.

 


 

Esta campaña no está patrociada ni financiada por ningún organismo ni subvención.
Su existencia es posible gracias a la autofinanciación y al trabajo gratuito de mucha gente solidaria y de buena voluntad

 

Para más información llamar al Tel +34 91-3734086 o escribir a Formulario de contacto