Despedida de Christian

2494

Christian de Chergé, abad del Monasterio trapense de Ntra. Sra. del Atlas, en Argelia, fue asesinado junto a sus hermanos trapenses: Luc, Christophe, Celestin, Paul, Michel y Bruno, en 1996, por un grupo terrorista

Si me sucediera que un día y ese día podría ser hoy, fuese víctima del terrorismo que parece querer abarcar a todos los extranjeros que vivimos aquí, quisiera que mi comunidad, mi Iglesia, mi familia recuerden que mi vida estaba entregada a Dios y a este país. Que acepten que el único maestro de toda nuestra vida, no podría permanecer ajeno a esta partida brutal. Que sepa asociar esta muerte a tantas otras tan violentas y abandonadas a la indiferencia del olvido.

He vivido lo suficiente como para saberme cómplice del mal que parece, desgraciadamente, prevalecer en el mundo, incluso del que podría golpearme ciegamente. No podría desear una muerte semejante.

No veo cómo podría alegrarme de que este pueblo al que amo, fuese acusado sin distinción de mi asesinato. Conozco el desprecio con que se ha podido rodear a los argelinos globalmente considerados.

Conozco también las caricaturas del Islam, fomentados por un cierto islamismo. Argelia y el Islam, para mí son otra cosa, son como un cuerpo y un alma. He encontrado el respeto de los creyentes musulmanes.

Mi muerte, evidentemente, parecerá dar la razón a los que me han tomado a la ligera, de ingenuo o de idealista, pero éstos deben saber que por fin seré liberado de mi más punzante curiosidad y, que podré, si Dios así lo quiere, hundir mi mirada en la del Padre y contemplar con él a sus hijos del Islam, tal como Él los ve.

En este gracias, en el que está todo dicho ya sobre mi vida, os incluyo a vosotros, amigos de ayer y de hoy y a ti también, amigo del último instante, que no habrás sabido lo

que hacías. Si, para ti también quiero este gracias y este a-Dios y que nos sea concedido reencontrarnos como ladrones felices en el paraíso, si así lo quiere Dios, padre nuestro, tuyo y mío. Amén. Inch´ allah.