Detrás de la pandemia Covid-19: Hambre, guerras, dengue, sarampión…y ¡Esclavitud Infantil!

1208

El próximo 16 de Abril no debemos callar la voz de los niños esclavos. 400 millones de niños sobreviven en medio de pandemias, de hambre y de guerras. Detrás de los horrores de esta pandemia también estaban estas otras lacras antes de enero de 2020.

Revista Autogestión (descarga un extracto)

El hambre que azota a la mayoría de la humanidad (80%) se verá seguramente agravada por el aumento de la deuda de los países empobrecidos, por el desastre de la economía formal e informal. La economía de «guerra» la pagarán los más empobrecidos de la tierra con sus vidas. Aumentará la esclavitud moderna y la esclavitud de toda la vida, los reclamos de una economía salvaje. ¿Donde se pondrá el límite a esta situación?

Como decimos en nuestro comunicado contra la esclavitud infantil, más allá de los muros y las fronteras, las visibles y las invisibles, tenemos una responsabilidad: los niños esclavos. No lo olvidemos en este 16 de abril.  Ellos no son sólo “los residuos” que hay que reciclar con asistencialismo. Ellos son el auténtico rostro de nuestra economía global neocapitalista. Mientras existan, nadie puede decir que es libre. Y mucho menos, fraterno.

El Papa en la celebración de la Pascua, mirando más allá del fin de la emergencia sanitaria denunciaba las situaciones de miseria y guerra que vive el mundo también durante la pandemia. El Papa no quiso olvidar la situación de guerras, de la venta de armas, de la situación de miseria y pobreza en el que la mayoría de la humanidad tendrá que combatir el Covid-19, el sarampión, el dengue… y la esclavitud en cualquiera de sus formas. Una mirada solidaria para el futuro que nos viene, es más necesaria que nunca.

No podemos olvidar tampoco el crecimiento de otras epidemias debidas a la miseria: como el dengue o el sarampión.

Como ejemplo, en un país como Argentina donde la mayoría de la población cumple con la cuarentena preventiva y obligatoria para controlar la pandemia de covid-19, los casos de dengue no paran de crecer a nivel nacional, con la ciudad de Buenos Aires como centro del brote.

Según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de Argentina, hasta el 25 de marzo fueron notificados 26.351 casos sospechosos en todo el país, de los cuales se confirmaron 6.169. Siete personas fallecieron a causa de la enfermedad. En la Ciudad de Buenos Aires, en lo que va de 2020 se confirmaron 3.173 casos.

O enfermedades como el sarampión en Méjico o en África…

En Méjico, la velocidad a la que se propaga esta enfermedad, que es mucho más alta que otras, como la Covid-19, fue uno de los problemas que ayudó agravar la situación, alerta el infectólogo Alejandro Macías. “Mientras una persona que tiene Covid-19 contagia en promedio a dos o tres personas, una infectada con sarampión contagia al menos a 10, por eso la tasa de vacunación tiene que ser muy alta, para que el sarampión esté bajo control», dice quien fue responsable del comisionado nacional para el brote de influenza H1N1, que castigó a México en 2009.

En África. Según el último informe entregado por la Organización Mundial de la Salud, existen 10 mil contagiados por el nuevo Coronavirus en África. El problema es que no es el único virus con el que sus habitantes deben convivir.

Vivamos esta situación de muerte y dificultad grave en los países enriquecidos, en clave solidaria. Colabora con nosotros en la campaña solidaria contra la Esclavitud Infantil en el mundo, contra las causas que aplastan a los pequeños.

Infórmate y rellena este formulario