DIAMANTES de SANGRE

1453

La película está ambientada en el África de los años ochenta, cuando el continente se debatía en multitud de guerras sangrientas, todas ellas por el control de los recursos naturales. En estas guerras, que todavía continúan hoy…

La película está ambientada en el África de los años ochenta, cuando el continente se debatía en multitud de guerras sangrientas, todas ellas por el control de los recursos naturales. En estas guerras, que todavía continúan hoy, se enfrentaron los intereses norteamericanos con los intereses europeos… pero los muertos fueron, y son, negros. Negros pobres.


Sierra Leona tiene la “desgracia” de ser rica, entre otras cosas, en diamantes. Y por eso fue y sigue siendo codiciada por los poderosos. La película muestra la vida en aquellos años, durante la guerra.












Lo mejor de la película:

– La tragedia de la guerra.


– La situación dramática de los niños esclavos-soldados.


– Nuestro consumo y nuestro silencio ante esa tragedia.

Lo peor de la película:

– La historia del héroe (el famoso actor; blanco, por supuesto). África está llena de héroes, pero no son ni blancos, ni ricos. Son negros, y son pobres. Son los héroes cotidianos que tienen que sobrevivir cada día.


– No aparece claro la responsabilidad culpable de las grandes multinacionales.


– No refleja la mentira de los códigos éticos para los diamantes; códigos que, supuestamente, certifican que no proceden de zonas de guerra, pero que son falsificados.


Los hechos de la película se siguen dando hoy en otras regiones africanas; en Los Grandes Lagos se sigue matando por los diamantes. Los esclavos, los explotados y los muertos, también siguen siendo negros. Negros empobrecidos.