El 17% de las empresas europeas se plantea deslocalizar sus actividades

1735

Las grandes compañías elegirán los países del Este y el Centro de Europa, con menores costes laborales. Sólo una de cada cinco empresas optará por destinos no pertenecientes a la UE, como China o la India.


La gran mayoría de las empresas europeas que proyecta deslocalizar parte de sus actividades se dirigirá hacia los países del Este y del Centro de Europa, mientras que sólo una relativa minoría esta estudiando hacerlo hacia Asia.

La misma encuesta sitúa a Barcelona por encima de Madrid, como mejor ciudad para implantar parte de sus delegaciones en Europa, según el resultado de un sondeo entre medio millar de responsables de grandes empresas.El estudio realizado por el grupo británico de servicios inmobiliarios Cushman and Wakefield resta importancia a las deslocalizaciones que podrían hacerse hacia países menos avanzados y confirma que la tendencia más destacada es dirigirse hacia los países recién llegados a la Unión Europea (UE). Por otro lado, los resultados de 2005 apenas evolucionan respecto a la encuesta realizada en 2004. El año pasado, un 18% de las empresas interrogadas se proponían deslocalizar parte de sus actividades.

En 2005, son el 17%. De esas empresas, el 52% desplazará su actividad a los nuevos países de la UE (51% en 2004) y el 21% lo hará a otros países europeos que no pertenecen a los Veinticinco.La atracción de ChinaDe las empresas que piensan deslocalizarse a Asia, el 29% estudia hacerlo en China (en 2004 era sólo el 22%), el 23% está considerando hacerlo en India (en 2004 fueron 22%) y un 10% piensa desplazarse al Sudeste Asiático (en 2004 era sólo el 2%). A Sudamérica proyectan deslocalizarse el 10% (era el 3% en 2004) y a África del Sur un 3%, la misma proporción que en 2004.Respecto a las actividades que son objeto de análisis por la empresas señaladas, en este estudio de deslocalización en búsqueda de mejores condiciones económicas, las encuestas señalan que el 61% va a deslocalizar la producción, un 32% lo hará con la distribución, un 29% con la administración y un 15% instalará los centros de atención telefónica al cliente fuera de su país sede para abaratar los costes.

La misma encuesta, realizada durante este verano, en los meses de junio y julio, a quinientos ejecutivos de las grandes empresas europeas para escoger la mejor ciudad donde implantarían sus actividades en Europa, ha resuelto que los mejores sitios para establecerse son, por orden de preferencia: Londres, París, Frankfurt, Barcelona, Ámsterdam y Madrid. Los criterios para realizar la selección entre estas ciudades han sido la facilidad de acceso al mercado, la posibilidad de acceder a mano de obra cualificada, la facilidad en los enlaces internacionales de transporte y de telecomunicaciones, el coste de la mano de obra y la contaminación ambiental, entre otros.

https://www.expansion.com/