El caso de las esterilizaciones forzadas en Perú todavía pendiente de juicio

2144

Entre 1995 y 2000 más de 300.000 personas fueron condenadas a la infertilidad. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió a las autoridades peruanas que garanticen una investigación sin demora, efectiva, exhaustiva, independiente e imparcial sobre las esterilizaciones forzadas de mujeres y hombres.

En julio de 2002, el informe final del Ministro de Salud revelo que, entre 1995 y el 2000, 331.600 mujeres fueron esterilizadas, mientras que 25.590 hombres sufrieron una vasectomía.

El plan, que tenía como objetivo disminuir el número de nacimientos en los sectores pobres de la sociedad peruana, apuntaba esencialmente a los indígenas de las zonas más abandonadas y pobres.

Este programa adolecía de un programa post-tratamiento además de los efectos psicológicos post-traumáticos.

No había programas alternativos, se trataba de la esterilización como método para reducir la reproducción de un segmento de la sociedad, empobrecidos fundamentalmente, ¿a qué nos recuerda?.

Batalla política y justicia

Pero la clase política peruana juega su propio partido. Fujimoristas, humalistas, alangarcistas o incluso toledistas viven del pacto, del frágil equilibrio que los mantiene vivos en su escaño, y en ese juego de funambulismo se olvidan de las víctimas.

Irrita el desprecio que los políticos dispensan a las víctimas, la burla de unos políticos leoninos hacia unas víctimas inocentes -en todos los sentidos-. No se habla de indemnizaciones, no se habla de perdón.. Apenas algunos hablan de castigar a los políticos responsables de aquella aberración y olvidan el resarcimiento de las víctimas denotando así que es la batalla política la que prima por encima de la justicia.

Fuente: RTVE