El emocionante discurso del diputado de izquierda que quieren echar por votar a favor de la vida

908

“Lo hacemos desde ideas profundas sobre la vida humana, la justicia, la defensa del que menos tiene, etcétera, por eso reivindico la conciencia, y no la línea ideológica, estamos en el campo de lo más fondo del humanismo, no de ideología”.

La sesión de la Cámara de Diputados en la que se dio media sanción al proyecto de ley que legaliza el aborto en la Argentina tuvo más de 100 expositores. Muchos habían preanunciado su voto a partir de las redes sociales; algunos, que votaron a favor o en contra fueron cambiando de voto durante los últimos días y horas.

Entre quienes fueron coherentes entre lo que anunciaron los últimos días y lo que expresaron en la Cámara se resaltó el caso de Luis Contigiani, un diputado por la provincia de Santa Fe por el Frente Progresista Cívico y Social, plataforma de ocho partidos. Cuando primero se supo de su postura a favor de la vida desde la concepción, unos días antes de que tenga lugar la votación en la cámara, le llovieron críticas y pedidos de renuncia, incluso de funcionarios públicos de su provincia.

Él aclaró su postura en una larga carta, aseguró que en la plataforma progresista convivían personas con distintas percepciones sobre este tema, y el día de la votación, brindó uno de los alegatos más efervescentes y emocionantes a favor de la vida.

Contigiani aclaró que no habló en nombre del socialismo, que integra su frente, y al que pertenecen muchos de los votantes. Habló en “nombre de la libertad de conciencia”. “Lo hacemos desde ideas profundas sobre la vida humana, la justicia, la defensa del que menos tiene, etcétera, por eso reivindico la conciencia, y no la línea ideológica, estamos en el campo de lo más fondo del humanismo, no de ideología”.

“Le habla un tipo limitado, de base, humilde, con muchas contradicciones. Pero tengo una profunda y simple convicción humana de que la vida hay que defenderla y no hay ningún argumento, ninguna causa para eliminar una vida en la Argentina. No puede ser esa nuestra decisión, no puede ser esa la decisión de la política. Me revelo, me revelo frente a eso. No hay un acto más revolucionario, y se los digo a los jóvenes que enarbolan pañuelos celestes y verdes con mucha pasión, los envidio, los envidio… Les digo a esos jóvenes que no hay un acto más revolucionario que defender la vida y la justicia social en una patria”.