El lado oscuro del desarrollo turco

2424

Turquía encabeza los países con más accidentes laborales, el tercero del mundo. El pasado septiembre, la Cámara de Ingenieros del Catastro estimó que se producen una media de 172 accidentes al día, y que un total de 12.868 trabajadores habían muerto entre 2000 y principios de 2012.

En cada accidente, mueren un promedio de dos personas, y otras tres quedan tullidas o sufren algún tipo de mutilación.

Desde la publicación de dicho informe se han producido unas cuantas muertes más. El último suceso en saltar a los titulares ocurrió el pasado 30 de enero: siete personas murieron y otras trece resultaron heridas en una fábrica en la ciudad de Gaziantep tras la explosión de un tanque galvanizador. Dos de ellos eran ciudadanos sirios sin regularizar, y las condiciones laborales de todos ellos eran bastante precarias. En junio, el parlamento turco aprobó una nueva ley que trata de adoptar la normativa a las convenciones europeas e internacionales.

Otro factor a tener en cuenta, aparte de la falta de leyes reguladoras y su cumplimiento, es la debilidad de los sindicatos, aniquilados por la dictadura militar de los años 80 y que no han conseguido levantar cabeza desde entonces.

Autor: Daniel Iriarte

* Extracto