Un marinero marroquí perece en el mar al tratar de auxiliar a inmigrantes empobrecidos.

2232

Un inmigrante subsahariano, de unos 18 años, y un marinero marroquí de uno de los transbordadores que realizan la travesía Tarifa-Tánger perdieron la vida en aguas del estrecho de Gibraltar tras el naufragio de una balsa de juguete en la que viajaban seis inmigrantes.

Además de las dos víctimas mortales, otros dos inmigrantes, de entre 25 y 30 años, fueron rescatados con vida y trasladados a tierra con síntomas graves de hipotermia. El resto de ocupantes de la embarcación hinchable permanecen desaparecidos desde el hundimiento.

Los hechos se produjeron sobre las 9.00. La tripulación del Bissat, que regresaba a Tarifa desde el puerto de Tánger, avistó al norte de la costa marroquí, a varias millas del litoral gaditano, como la pequeña lancha en la que viajaban los inmigrantes zozobraba a causa de un golpe de mar debido al fuerte viento de Levante. Fue entonces cuando uno de los marineros del transbordador trató de ayudar a los náufragos, cayendo por la borda al mar.

Fuentes del servicio público de emergencias que los buzos habían localizado y recuperado el cuerpo sin vida del marinero marroquí, que había sido atrapado por las turbinas del barco.

Otros dos inmigrantes permanecen desparecidos en las aguas.

Autor: Cándido Romagueira