El nacionalismo está contra los pobres

1272

Mientras el paro en España ha alcanzado ya la cifra de más de 6 millones de parados, el nacionalismo catalán sigue amenazando con llevar a cabo un referéndum de independencia.

En realidad lo que están exigiendo para Cataluña es el sistema de financiación injusto e insolidario que rige para el País Vasco y Navarra, el famoso cupo fiscal, y que permite el enriquecimiento de estas comunidades a costa de otras regiones de España mucho mas pobres.

Las reivindicaciones encabezadas por Artur Mas de mayores recursos para Cataluña, lo único que harán es acrecentar las desigualdades entre los pueblos de España, y exigirán más sacrificios a quienes menos tienen. Y todo ello para favorecer los intereses de una casta política y empresarial que es capaz de comportamientos tan vergonzosos como el del diputado por Ciu, Duran y Lleida, que cada vez que viene al Congreso pernocta en uno de los hoteles más lujosos de la capital, y lo hace con cargo al erario público. Los mismos que reclaman la independencia se han estado llenando el bolsillo con comisiones por adjudicación de contratos a una elite empresarial.

El nacionalismo es la institucionalización del egoísmo y persigue, ante todo, el enriquecimiento de la elite política y económica que lo encabeza. Cuando el número de pobres y parados aumenta en España, tanto Cataluña como el País Vasco, que se han enriquecido con el trabajo de miles de inmigrantes pobres, tienen el deber de ser solidarias.

Fuente: Revista Autogestión