El negocio del sector sanitario

2635

El sector sanitario siempre ha sido un negocio, y ahora cambia de manos en España.

Los fondos de inversión invierten preferentemente en este sector.

La presencia de los fondos de capital riesgo crece en el sistema sanitario español. El año pasado el 14% de todo lo que invirtieron en España fue en este sector y los expertos creen que es uno de los que más van a crecer.

El año pasado el 14% de todo el volumen invertido se destinó a este sector, pero no todas las inversiones son iguales. Hay que distinguir entre dos tipos y ambas están muy diferenciadas. Por un lado están las inversiones en infraestructuras sanitarias (hospitales, centros de diálisis, oftalmológicos…) y por otro las que se hacen en empresas de biotecnología sanitaria. Las primeras, son la mayor parte de lo invertido en España y está casi en su totalidad en manos de fondos extranjeros.

Capio Sanidad, cuyo principal socio es el fondo CVC, es una de las empresas mejor posicionadas en este momento, favorecida por los procesos de privatización de algunos servicios sanitarios gestionados hasta ahora por las comunidades autónomas.

La mayor operación de la historia del capital riesgo en sanidad en España fue la fusión del Grupo Hospitalario Quirón (GHQ) y USP Hospitales. La empresa resultante Grupo Hospitalario Quirón S.A. ya gestiona más de 40 centros en España. La Comisión de Defensa de la Competencia aprobó en julio del año pasado esta operación, que suponía crear el primer grupo de España en número de pacientes atendidos y en superficie asistencial. La operación fue posible gracias a la entrada en el accionariado de Quirón del fondo de capital riesgo Doughty Hanson, que era propietario a su vez de USP Hospitales (compró el grupo a Barclays y Royal Bank of Scotland por 355 millones de euros).

Una operación que aún no se ha cerrado, pero de la que se ha hablado mucho estos meses ha sido la venta de Ribera Salud, todavía por materializar. El grupo valenciano especializado en la gestión de hospitales está controlado en un 50% por Bankia y Banco Sabadell. Tres fondos de capital riesgo, los estadounidenses HIG Capital y Blackstone, y Atitlán, próximo a Juan Roig, e incluso la empresa Capio, podría haber mostrado interés, por la parte del negocio que aún tiene el grupo, pero ninguna de las operaciones se ha terminado de concretar. El Hospital de Torrejón (Madrid), considerado el activo más importante de Ribera Salud, fue vendido a finales del año pasado a la aseguradora británica Sanitas. La misma, compró en noviembre de 2012 el 40% del Hospital de Manises (Valencia) del que ya era propietaria en un 60%.

Pero el capital riesgo no sólo invierte en este tipo de grandes operaciones. La biotecnología es el otro campo de la sanidad que atrae la inversión de este tipo de fondos, pero los riesgos son mayores. Algunos como Ysios, Suan Farma o CRB Inverbío ya apuestan por este campo.

La inversión ha ido aumentando en los últimos años. Según Genoma España (institución desaparecida e integrada en Fecyt), la inversión ascendió en 2011 a 36,1 millones de euros, un 28% más que en 2010, pero muy lejos aún de lo que se invierte en el resto del negocio sanitario. La caída de la inversión pública ha provocado que muchas empresas biotecnológicas busquen financiación en las empresas privadas.

Fuente: Expansión (Extracto)

Nota de Voz de los sin Voz:

Deseamos que de verdad algún día la gestión de nuestra sanidad y hospitales sea realmente para el servicio público, y de los más empobrecidos, inmigrantes incluidos.

Artículo relacionado: La nueva ley de sanidad niega los derechos humanos