EL PAPA EXIGE A SOLIDARNOSC SALIR DE NUEVO EN DEFENSA DE LOS TRABAJADORES

2587

Denuncia la «politización» del sindicato que cambió la historia de Polonia . «Es necesario que vuestro sindicato salga abiertamente en defensa de los trabajadores, a quienes los empresarios niegan el derecho a la voz, el derecho a oponerse a los fenómenos que violan los derechos fundamentales del trabajador», exigió el ex arzobispo de Cracovia (Juan Pablo II). En particular, denunció la cuestión del impago de los salarios en Polonia y la definió como «un pecado que clama venganza al cielo».

EL PAPA EXIGE A SOLIDARNOSC SALIR DE NUEVO EN DEFENSA DE LOS TRABAJADORES (ZENIT/ ACI ).

Juan Pablo II exigió e al sindicato Solidarnosc, protagonista de la caída del régimen comunista en Polonia, que vuelva a salir en defensa de los trabajadores y denunció la «politización» de la plataforma sindical. «Todos los trabajadores, independientemente de quien ostenta el poder, esperan ayuda para defender sus justos derechos», indicó el Santo Padre al encontrarse con representantes del histórico organismo, entre quienes se encontraba el ex presidente polaco Lech Walesa. “La libertad nacional reconquistada ese día tras años de luchas que costaron a nuestra nación tantas renuncias y sacrificios”, recordó el Papa “no duró mucho, pero siempre nos hemos referido a ella en la lucha por conservar la libertad interior, la libertad de espíritu”.

El Santo Padre pasó luego revista a la historia de “Solidarnosc”, nacido entre cuantos se oponían “a la supresión programada de la libertad del ser humano, a la humillación de su dignidad y a la negación de sus derechos fundamentales” y afirmó que esos principios habían pasado a ser “ el fundamento de las transformaciones pacíficas” de Polonia. El Papa recordó especialmente el año 1979 cuando “el sentido de unidad en el bien y el deseo común de prosperidad de la nación oprimida prevalecieron sobre el odio y el deseo de venganza y pasaron a ser el germen de la construcción de un estado demócrata”, y el 1989 cuando confió a la Virgen de Jasna Gora el sindicato por fin legalizado.

Durante el encuentro con la delegación polaca, que se prolongó por espacio! de 40 minutos, El Papa advirtió sin embargo que esos acontecimientos “parecen escapar a la memoria. Las generaciones jóvenes no los conocen por experiencia propia y podríamos preguntarnos si aprecian en todo su valor la libertad que poseen y si se dan cuenta del precio pagado por ella”. Juan Pablo II recalcó que esos hechos son “el patrimonio al que hay que referirse constantemente para que la libertad no degenere en anarquía, sino que asuma la forma de responsabilidad común”.

La necesidad de «garantizar la dignidad y la eficacia del trabajo humano no ha perdido importancia», reconoció, citando los problemas actuales del mundo laboral en Polonia: el desempleo, el trabajo temporal, los despidos «sin atención alguna por las suertes de los empleados y de sus familias», la diferencia entre el empleo público y el privado. «Es necesario que vuestro sindicato salga abiertamente en defensa de los trabajadores, a quienes los empresarios niegan el derecho a la voz, el derecho a oponerse a los fenómenos que violan los derechos fundamentales del trabajador», exigió el ex arzobispo de Cracovia. En particular, denunció la cuestión del impago de los salarios en Polonia y la definió como «un pecado que clama venganza al cielo». En los últimos años, siguió constatando en polaco, una «politización del sindicato, probablemente debido a la necesidad histórica, ha provocado su debilitación». «Si Solidarnosc hoy quiere servir verdaderamente a la nación, tendría que volver a sus raíces», “Todos los trabajadores, independientemente de quien ostenta el poder, esperan ayuda para defender sus justos derechos”, concluyó.