«El PODER de BOTÍN, portada del WALL STREET JOURNAL, mientras buena parte de la PRENSA ESPAÑOLA ESCONDE la NOTICIA» Por Jesús Cacho

1347

La información de Expansión, primer diario salmón español, iba sin firmar, mientras que la de El País, apenas una discreta llamada en portada. El periodista Jesús Cacho, editor de la web El Confidencial, utiliza de ejemplo a The Wall Street Journal para criticar cómo El País y Expansión han valorado y titulado la noticia de la apertura del juicio oral contra el presidente del SCH, Emilio Botín…. Lo que ha pasado en la historia de la fusión entre el BCH y el Santander es que un señor se compró el negocio, los activos, la red, las oficinas, los clientes… Y puso en la calle a la plantilla del SCH, que casualmente eran personas. Y a sus dos máximos ejecutivos los hizo de oro. Lo que ha ocurrido es que la familia Botín, primera fortuna de España, se compró un banco a precio de banquero. Lo demás es literatura, afirma Jesús Cacho…


 

Malos Tiempos para Emilio Botín. Unos días le amarga el desayuno la juez Palacios, y otros, el Wall Street Journal. Ayer, el diario que es quintaesencia del capitalismo norteamericano le dedicaba su noticia de apertura, con foto a todo color, algo casi insólito en ese medio: “Banco Santander chairman is ordered to stand trial”, afirmaba el titular. “Powerful spanish executive and two former colleagues accused of misusing funds”, rezaba el subtítulo.
El mismo día, la información de Expansión, primer diario salmón español, iba sin firmar, mientras que la de El País (apenas una discreta llamada en portada), primer diario español de información general, titulaba: «La juez abre juicio oral (…) por el pago de indemnizaciones». Pues no, señor. La juez Palacios no ha abierto juicio oral por el pago de indemnizaciones, sino porque esos pagos se hayan podido hacer mediante apropiación indebida y en contra de los intereses de los accionistas.

Es curioso, pero uno de los principales argumentos del SCH en defensa del amo es el hecho de que las indemnizaciones fueron aprobadas unánimemente por el Consejo de Administración. Lo prueba el que ayer, una vez conocido el auto, el banco enviara un hecho relevante a la CNMV remitiéndose a la nota de prensa emitida el 12 de marzo, Madrid de luto, cuyo titular reza así: «El Consejo de Administración rechaza que se impute a su presidente por decisiones tomadas por unanimidad por el propio Consejo”. Im-presionante argumento.
Impresionante porque no se juzga aquí si los estatutos del SCH permiten la actuación de Botín. Tampoco si era estatutariamente preceptiva la aprobación del Consejo. Lo que la juez Palacios pretende que se juzgue es si dicha actuación fue o no conforme a Ley.

No perdamos de vista este maravilloso párrafo de esa nota de prensa: «Los consejeros mostraron unánimemente su indignación con la imputación del presidente del banco, Emilio Botín, por decisiones del propio Consejo que fueron adoptadas por unanimidad, con el máximo respeto a la ley y a los estatutos y en beneficio del banco y de sus accionistas.»

Respecto al “máximo respeto a la ley”, dejemos que decidan los jueces. Respecto al máximo respeto «a los estatutos y en beneficio del banco y sus accionistas», supongamos que el Consejo aprobara, en defensa de los intereses del banco y sus accionistas, no pagar impuestos. ¿Querría eso decir que la actuación es legal? Matías Cortés tiene que empezar a afinar, porque no valen argumentos tan mostrencos.
Lo que sí debe agradecerse al Consejo es que, al reiterar públicamente que la decisión fue unánime, estén uniendo su destino al de Botín, a quien no parece que se vaya a juzgar como presidente y máximo responsable del SCH, sino como persona que ejecutó los pagos y se benefició de los mismos. ¿Se dan cuenta los señores consejeros de que la estrategia de comunicación del SCH les está pringando con esos argumentos? ¿O es que se trata de un pringue muy bien pagado?

Resulta que la estrategia de comunicación del SCH corre a cargo del hermanísimo Jaime Botín, vicepresidente, un experto en navegación de altura, un capitán Akab en busca de los sueños perdidos. Lo decía hace poco el bueno de Cendoya a un amigo: “Mira, fulano, lo estamos haciendo fatal, pero aquí soy un mandao. La estrategia de imagen es cosa de Jaime; yo me limito a obedecer”.

“Ha pasado lo que tenía que pasar”, aseguraba ayer un reputado miembro del foro. “En España se puede ser todo lo arrogante y soberbio que se quiera, pero no con los jueces, porque te pueden empitonar. Y lo que han hecho con la Juez Palacios ha sido una provocación y una ofensa constantes”.
Lo que ha pasado en la historia de la fusión entre el BCH y el Santander es que un señor se compró el negocio, los activos, la red, las oficinas, los clientes… Y puso en la calle a la plantilla del SCH, que casualmente eran personas. Y a sus dos máximos ejecutivos los hizo de oro. Lo que ha ocurrido es que la familia Botín, primera fortuna de España, se compró un banco a precio de banquero. Lo demás es literatura.


Para más información sobre el SISTEMA BANCARIO pincha aquí

Para más información sobre BANCA Y PARTIDOS (FINANCIACIÓN) pincha aquí