El precio de un APPLE

2151

El mercado tecnológico va a una velocidad de vértigo. Nuevos modelos de teléfonos, ordenadores, tabletas… nos “sacuden” continuamente y crean nuevas necesidades en la comunicación, el mundo del trabajo, etc. La presión es tal que adquirimos uno y en el momento ya se queda obsoleto.

Si buscamos el significado de la palabra precio, la Real Academia de la Lengua Española nos dice “valor pecuniario en que se estima algo” y pecuniario a su vez es “perteneciente o relativo al dinero efectivo”. La segunda acepción también es interesante: “esfuerzo, pérdida o sufrimiento que sirve de medio para conseguir algo, o que se presta y padece con ocasión de ello”.

Hoy queremos preguntarnos por el precio de un Apple.

El mercado tecnológico va a una velocidad de vértigo. Nuevos modelos de teléfonos, ordenadores, tabletas… nos “sacuden” continuamente y crean nuevas necesidades en la comunicación, el mundo del trabajo, etc. La presión es tal que adquirimos uno y en el momento ya se queda obsoleto.

Con estas notas queremos acercarnos a conocer el verdadero precio de estos aparatos.

¿Qué precio tengo yo y cuál es el de ellos?

Si quiero un iPhone 5 por ejemplo puede salirme en nuestro país por unos 650-900 euros dependiendo de sus características.

¿Qué precio les supone a los trabajadores que lo fabrican? Aquí ya nos vamos a la segunda acepción de la palabra precio, ¿recuerdan?, “esfuerzo, pérdida o sufrimiento…”. El iPhone se fabrica en Foxconn, el mayor socio de Apple y su principal suministrador (así mismo trabaja para otros gigantes tecnológicos como Nintendo, Dell, Sony y Hewlett-Packard entre otros).

Foxconn International Holdings (FIH), es una empresa multinacional que da servicios en Asia, Europa y América. Nació en 1974 y su fundador es Terry Gou. Forma parte de las empresas multinacionales más rápidas del mundo y proporciona a los clientes productos tecnológicos, de comunicaciones, electrónicos de alta velocidad, volumen, calidad, flexibilidad y soluciones a bajo costo. Todo esto lo consigue con mucha explotación.

Mientras en el mundo enriquecido nos sentimos muy satisfechos y contentos de poder adquirir, a un precio considerable, un ordenador apple, un  iphone o un  ipad, miles de personas están siendo explotadas en condiciones inhumanas en Foxconn:

“Una investigación hecha por dos ONG y publicada por el diario The Guardian sobre las condiciones de los trabajadores chinos en dos plantas que fabrican productos para Apple ha revelado un dato impactante, el precio de la mano de obra de sus trabajadores. En la fábrica de Chengdu, los empleados cobran por fabricar los famosos -y ubicuos en occidente- iPhone y iPad de Apple un total de 1.350 yuanes (141 euros) por mes por 48 horas semanales de trabajo, lo que equivale a alrededor de 73 céntimos la hora. Esto lleva a los empleados a trabajar muchas más horas libres para ganar más dinero y para satisfacer la enorme demanda que Apple tiene de estos aparatos electrónicos.

La investigación da una imagen detallada de la vida de los 500.000 trabajadores de las fábricas de Shenzhen y Chengdu, dos de las mayores plantas del sur de China propiedad de la empresa Foxconn, que produce millones de productos de Apple cada año. El informe acusa a Foxconn de tratar a los trabajadores «inhumanamente, como a máquinas.

Entre las denuncias formuladas por los trabajadores entrevistados por las ONG se afirma que, a pesar de un límite legal de 36 horas al mes, una nómina mostraba que el trabajador había realizado 98 horas extra en un mes. Además, los trabajadores fueron presionados para tomar un solo día libre de cada 13.

Las ONG se quejan también del trato que reciben los empleados y aseguran que quienes realizan mal las tareas son públicamente humillados delante de sus colegas. Los dormitorios para los trabajadores están llenos con hasta 24 personas, sujetas a normas estrictas.

Denuncian también que a raíz de una ola de suicidios en las fábricas de Foxconn el verano pasado, a los trabajadores se les pidió firmar una declaración comprometiéndose a no quitarse la vida. Se instalaron además redes antisuicidio bajo las ventanas de los dormitorios”.

El sistema económico salvaje en el que vivimos hace que se dispare la demanda en occidente y “necesite” que crezca brutalmente la esclavitud en el mundo. Los trabajadores de Foxconn quieren condiciones de trabajo dignas pero la respuesta de esta multinacional a medio plazo es sustituirlos por robots. Mientras la empresa se piensa el gasto que supone la robotización de la planta, sigue exprimiendo salvajemente a sus trabajadores y la demanda de sus productos no cesa.

¿Tiempos nuevos?

Hubo en España, en el siglo XX, quien destruyó la máquina que había creado por ser consciente de que iba a provocar paro. Fue Guillermo Rovirosa y afirmaba que: “el sufrimiento de un solo parado vale más que el beneficio que la máquina produciría”. Eso fue lo que él decidió en el tiempo que le tocó vivir.

El reto de estos tiempos es, a nuestro juicio, unir las luchas de los trabajadores del mundo para que el trabajo esté por encima del capital. Hoy la técnica puede estar al servicio de la humanidad y colaborar a la promoción personal y colectiva.