El primero de mayo y la traición sindical

1988

No nombran a ninguno de los 400 millones de niños esclavos ni a los 1500 millones de parados… La deslocalización neutraliza huelgas… Es triste y lamentable ver los planteamientos de los sindicatos (UGT y CCOO) en torno al 1º de Mayo. Están contra los trabajadores, pero se jactan de estar de parte de ellos.

UGT y CCOO han sacado un manifiesto que, por lo menos, insulta al sentido común.

Para evitar hablar del problema del trabajo y por lo tanto del paro, comienzan con un discurso alineado con Zapatero, riéndose de los empobrecidos con el insultante 0.7%, y los Objetivos del Milenio. Desvían la atención hablando de igualdad entre hombre y mujer y olvidándose de los salarios injustos que se ceban con los inmigrantes y los jóvenes que hoy tienen peores condiciones laborales que sus padres.

NINGUNO DE ELLOS NOMBRA EL PRIMER PROBLEMA LABORAL DE NUESTRO TIEMPO, QUE SON LOS 400 MILLONES DE NIÑOS ESCLAVOS QUE AGONIZAN DÍA A DÍA. Los niños esclavos para estos sindicatos no existen, no tienen nada que ver con el mundo del trabajo, no tienen relación con los parados, no forman parte del problema sindical, en definitiva… no va con ellos.

LA PALABRA PARO NO APARECE EN EL MANIFIESTO ¿a lo mejor no se han dado cuenta de que estamos próximos al 10% de paro?; ¿y que el empleo que existe la mayoría es empleo basura?.

Este rancio sindicalismo, que se ha alineado con los trabajadores fijos, que no salen de las típicas huelgas de funcionarios y dejan pasar los años sin plantearse dar respuesta a los que han dinamitado el sindicalismo, generando una explotación del hombre creciente a nivel mundial.

¿Acaso se puede morder la mano que te da de comer?

Señores “sindicalistas” ¿por qué se esconden ante la realidad de una deslocalización que neutraliza huelgas?.

No nos engañemos, todos ellos están con el capitalismo y por lo tanto están contra los trabajadores.

Alcemos la voz por un 1º de Mayo solidario e internacionalista y denunciemos el falso sindicalismo que se ha olvidado de los trabajadores.