El PSOE permitirá el aborto libre hasta los tres meses

1803

Anuncia una inminente ley de plazos «porque los supuestos actuales no amparan muchos de los casos en que se hallan los jóvenes» El proyecto es similar al que los socialistas diseñaron en su anterior etapa de gobierno y no llegaron a aprobar

El PSOE anunció ayer (25/03/2004) que uno de los primeros asuntos que abordará cuando tome las riendas del Gobierno será la reforma de la ley de interrupción voluntaria del embarazo con la intención de ampliar más los márgenes legales para poder abortar. La secretaria de Igualdad de esta formación, Micaela Navarro, adelantó que se aprobará «lo antes posible» una ley de plazos que permita abortar libremente hasta las 12 o 14 semanas de gestación. Paralelamente prevé impulsar la información y la prevención. Actualmente el número de abortos en España sufre una escalada imparable. Sólo en 2002 se registraron 77.125 interrupciones de gestación legales, un 10% más que el año anterior y un 50% más que hace una década.


Por R. Ruiz/N. de Cárdenas Fuente: La Razón

La secretaria de Igualdad del PSOE, Micaela Navarro, anunció ayer que su formación reformará la actual Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo para aprobar una ley de plazos que permita abortar libremente entre las 12 ó 14 semanas, pero también incidió en que se impulsará la información y la prevención. Navarro manifestó a Efe que esta reforma se llevará a cabo «lo antes posible; no sé si en el primer año de la legislatura o en el segundo, pero más importante que eso es que la iniciativa cuente con el mayor consenso posible». «Vamos a empezar a trabajar en la articulación de una ley de educación sexual y reproductiva de manera amplia, donde se prime la información, la prevención y la planificación, ya que los embarazos no deseados, sobre todo en los jóvenes, han aumentado de manera espectacular», subrayó Navarro. Según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Sanidad, más de 77.000 mujeres abortaron en 2002, un 10 por ciento más que en el año anterior; la tasa de abortos se situó en 8,4 por cada mil mujeres de 15 a 44 años en 2002.

Menores de 19 años

Por edades, los abortos de las menores de 19 años pasaron de una tasa del 3,89 por cada mil mujeres en 1993 a 8,29 en 2001 y a 9,28 en 2002; entre 20 y 24 años, la tasa pasó del 7,75 en 1993 a 14,37 en 2002; y entre 25 y 29 años, del 6,44 en 1993 a 10,72 en 2002.

La ley actual contempla tres supuestos para abortar: grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la embarazada, para lo que no hay límite de semanas de gestación; embarazo por violación, hasta las doce semanas; y presunción de graves taras físicas o psíquicas para el feto, hasta la semana 22.

Según Navarro, esta normativa «no responde a la realidad» y hay que aprobar una ley de plazos para que, en 12 ó 14 semanas, y como última instancia, sea la mujer la que tome una decisión ante un embarazo no deseado.

«Hay que legislar con los pies en el suelo, y los tres supuestos actuales no amparan muchos de los casos en que se encuentran jóvenes y adolescentes», agregó la dirigente socialista. Navarro puso el acento en la necesidad de que los jóvenes tengan información y acceso a los anticonceptivos; «una buena educación sexual evitaría muchos embarazos no deseados y con ello muchos abortos», insistió. «Muchos jóvenes -prosiguió- no tienen información ni de cómo prevenir los embarazos ni de cómo utilizar los anticonceptivos; con ella actuarían con responsabilidad, y el aborto sería siempre la última opción».

Se ha dado por hecho que los jóvenes tienen medios y los saben utilizar, pero «eso es erróneo, como ha demostrado el aumento de embarazos en los adolescentes y en los jóvenes».

Según Micaela Navarro, «es prematuro hablar de quién apoyaría» esta reforma; «lo lógico es lograr el máximo consenso. Hay una realidad que demuestra que la ley actual se ha quedado obsoleta y no ha habido campañas informativas porque se decía que era incitar a los jóvenes».

La ley de plazos del aborto es un proyecto que el PSOE nunca se atrevió a poner en marcha mientras ocupó el poder, incluso hizo algún borrador que aún se guarda en el Ministerio de Sanidad.

Uno cada seis minutos

Según los datos del departamento que dirige en funciones Ana Pastor, cada seis minutos en alguna clínica española se practica un aborto legal. El 98 por ciento de las intervenciones se practican en centros privados y a mujeres que en la mayoría de los casos se encuentran embarazadas de ocho semanas o menos y tienen menos de 24 años. El principal motivo que se alega para justificar las interrupciones de embarazos es el «peligro físico o psíquico» que la gestación puede conllevar para la madre, uno de los supuestos que contempla la ley. Sólo se requiere un informe psiquiátrico previo que puede firmar un especialista de la misma clínica privada a la que se acude.

El coste por extraer un embrión de pocas semanas es de 300 euros y la intervención no dura más de diez minutos. «El embrión se extrae por medio de un aspirador y va a parar a una gran cámara frigorífica que es evacuada por una empresa especializada dos veces por semana. Luego, se encarga de incinerar los restos », según detalló un portavoz de una clínica madrileña especializada en abortos.

Los centros han apreciado una afluencia cada vez mayor de mujeres inmigrantes con residencia en España y que ya tienen muchos hijos.