El silencio de los pobres salió a la calle en la Marcha contra las Causas del Hambre

949

Alguien comentó que los niños en estado de hambre ya no es un reflejo en los videos de África, ahora están en cada calle de nuestra ciudad, en los hospitales y en uno que otros titulares de la prensa venezolana que refleja la muerte de un infante a causa del hambre.
Con una acción de denuncia que se concibe cada año en la época decembrina, más de 300 personas caminaron este sábado 16 de diciembre bajo el imponente sol guayanés por las calles de la comunidad de San Félix del estado Bolívar.


La XV edición de la Marcha contra las Causas del Hambre en Venezuela y el mundo, organizada por miembros de la Iglesia Católica y el Movimiento Cultural Cristiano(MCC), se realizó en Ciudad Guayana ante un escenario de dificultades en el ámbito económico, social y político del país.
A esta denuncia se le unieron los más pequeños, jóvenes, personas de tercera edad, mujeres con sus bebés en brazos, minusválidos y todas aquellas personas que sintieron el llamado de manifestarse en silencio por los más de 40 niños que han fallecido a causa del hambre en el municipio Caroní en lo que va de año.


Peregrinaje
Caminando por las calles comerciales de San Félix, los asistentes llevaban consigo las pancartas con frases alusivas a la denuncia de este crimen que solo en el sector de Brisas del Sur, se ha llevado a seis niños.
En un recorrido de más de dos horas, los asistentes transitaron una ruta que inició en la avenida Manuel Piar hasta el centro de San Félix, una de las zonas más comerciales de la ciudad.
En la actividad, un grupo de mujeres de los barrios más vulnerables de la urbe, rezaban el Rosario en silencio, cada misterio fue ofrecido por las víctimas que cobra el hambre diariamente.
En Ciudad Guayana, en los meses de octubre y noviembre se produjeron varias protestas en que los ciudadanos exigían la distribución de los alimentos de las cajas del Clap y cada vez que el Gobierno realiza las jornadas de comercialización de estos rubros, las colas de son gigantescas, la gran mayoría de las personas amanece para poder adquirir estos artículos.
Este escenario muestra la manipulación y humillación al que es sometido un pueblo sufriente, cada vez el poder adquisitivo de los venezolanos se vuelve más mísero y muchas son las familias que apenas sobreviven a un modelo económico fracasado.


La esperanza
No obstante, una esperanza que no es vacía sino verdadera, salió a relucir en cada persona que llevaba sobre sí un cartel; “quien muere de hambre es víctima de un asesinato”, decía una de las pancartas principales de la caminata.
Este anuncio llevado por mujeres “sufrientes y luchadoras”, es contundente y es una alerta a tomar con seriedad el informe de Cáritas-Venezuela que expone una cifra de 300.000 niños en peligro de morir por hambre en el país.
La caminata de este año bajo el contexto actual, su denuncia cobró más importancia, muestra de ello, fue que el mayor número de asistentes al acto fueron los empobrecidos.
En el recorrido, varias personas de sumaron a la acción, uno de ellos fue un niño no mayor de seis años con su abuelo, es seguro que ambos sufren a diario la dificultad de no tener para comer las tres comidas.
La marcha silenciosa denunció lo que ocasiona que varios niños en el hospital pediátrico Menca de Leoni, perdieran la vida porque el hambre los asesinó. Bebés recién nacidos con llagas en su cuerpo, pequeños de 10 años famélicos que solo pesan 4 kilos, estos hechos son consecuencias de la corrupción.
Así lo afirmaba una de las pancartas: “la corrupción es causa del hambre”, frase que muestra la desidia del Gobierno que mantienen a sus principales funcionarios en goce de las riquezas del país por medio del robo y negocios ilícitos.


Ejemplos
Una madre con sus diez hijos, uno de ellos en sus brazos, un joven parapléjico que su motivación de lucha pudo más que su condición física, niños que muy probable no habían ingerido el primer alimento del día, dieron un ejemplo de “vivir la caridad de Cristo”.
Junto a ellos, los feligreses y parte del clero de Guayana, miembros de la Fundación Me Diste de Comer y del MCC, recorrieron las calles de San Félix ante la realidad de desinterés del Gobierno municipal en la falta de transporte público, con las calles sucias por la basura, inseguridad, crisis en el sector salud y en la educación.
“Un niño con hambre no puede estudiar”, esta fue otra de las expresiones mostradas en la marcha. Precisamente, varios de los pequeños que acompañaron en la caminata no asisten a la escuela porque ayudan a sus madres a sustentar el hogar.
La falta de alimentos ha originado una gran cifra de deserción escolar, las madres dejan de mandar a sus niños a estudiar y la falta de proteínas no permite su concentración necesaria en el aula de clase. Este año los desmayos de los infantes en los centros educativos se volvieron más recurrentes, así lo ha informado el gremio de educadores.

La Eucaristía promueve solidaridad
Esta XV marcha finalizó con la celebración eucarística presidida por el nuevo Obispo de Ciudad Guayana, Monseñor Helizandro Terán, quien mencionó en su homilía que “lo que da sentido a nuestra lucha es ser hermanos en Cristo”.
Precisamente, basado en ese enunciado es que cada año el Movimiento realiza esta marcha y sumado a la otra acotación del nuncio en que hay “que ser responsable de los demás”, los guayaneses a pesar de sus carencias muestra la auténtica solidaridad que es dada por el poder de la Eucaristía.
Por otro lado, antes de la celebración de la Santa Misa, se efectuó la lectura de un comunicado por una militante del MCC, quien concluyó que el “hambre es el primer problema político de la humanidad”.
Por último, los jóvenes de Camino Juvenil Solidario llevaron a cabo una pequeña pero esperanzadora obra de teatro, que mostró algunos de los nombres de los niños que perdieron la vida a causa del hambre, y que finalizó con un mensaje entusiasta de lucha en que solo desde la “asociación” en promoción con los últimos de la tierra es posible el cambio de esta Venezuela. ¡Asociación o muerte!

RonaiDíaz 18 diciembre 2017

Colabora con nuestro proyecto misionero. Hazte Socio de Misiones del MCC.

[bestwebsoft_contact_form]