En 5 años se ha cuadruplicado el paro de mayores de 50 años

2425

De los 6,2 millones de parados que hay en España, 1,1 millones son mayores de 50 años, la cuenta se amplía hasta los 1,8 millones si se suman los que tienen entre 45 y 49 años.

El paro juvenil está acaparando toda la atención. Una tasa de paro cercana al 57% en España lo justifica sobradamente.

Sin embargo, entre los estudiosos del mercado laboral, sea cual sea su disciplina (Economía, Derecho, Sociología, e, incluso, los técnicos de inserción que trabajan a pie de obra), abundan los que están más preocupados por el desempleo de los más mayores.

Su dato de paro es menos demoledor, el 21% a partir de 50 años. Pero hay agravantes que sustentan esta opinión. “Son gente con elevadas cargas que los jóvenes no siempre soportan. Tienen menos margen de maniobra”, afirma Víctor, un técnico de inserción laboral de una organización del barrio de Vallecas en Madrid. Por margen de maniobra se entiende la posibilidad de reciclarse, de formarse, de hacer las maletas y emigrar, y la disposición de redes familiares que amortiguan la situación en el caso de los jóvenes. Los más mayores, en cambio, son los que forman la propia red familiar.

De los 6,2 millones de parados que hay en España, 1,1 millones son mayores de 50 años, la cuenta se amplía hasta los 1,8 millones si se suman los que tienen entre 45 y 49 años. Para Sara de la Rica, catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco, estos datos son “dramáticos, y por esto la preocupación sobre este colectivo debe ser prioritaria”. En su opinión, empeora la situación que “el 70% de este colectivo son menores de 55” y que se están quedando “sin posibilidades de volver a engancharse al empleo”.

“Esto no es nuevo”, recuerda Carlos Prieto, catedrático de Sociología de las Relaciones Laborales, “pero ahora se ha agravado”. Entre 2007 y 2013 el número de parados mayores de 50 años se ha cuadruplicado.

Autor: Manuel V. Gómez

Nota de V. de los sin V.

Esto exige una economía que ponga a la persona por encima del capital, y que valore la experiencia de los mayores.