Estados Unidos: detenidos de Guantánamo: castigados dos veces por el mismo delito

1111

Recluidos en régimen de aislamiento, a los detenidos de la bahía de Guantánamo no se les permite ver a sus abogados ni a sus familias, ni tener acceso a ningún tribunal de justicia. Ahora, aun cuando sean liberados finalmente sin cargos, algunos de ellos podrían sufrir otra injusticia: la reclusión indefinida sin juicio, la tortura o la ejecución en su país de origen.

Fuente: Amnistía Internacional

Recluidos en régimen de aislamiento, a los detenidos de la bahía de Guantánamo no se les permite ver a sus abogados ni a sus familias, ni tener acceso a ningún tribunal de justicia. Ahora, aun cuando sean liberados finalmente sin cargos, algunos de ellos podrían sufrir otra injusticia: la reclusión indefinida sin juicio, la tortura o la ejecución en su país de origen.

Muchos detenidos de Guantánamo proceden de países a los que el propio gobierno de Estados Unidos ha condenado por violaciones graves de derechos humanos. Calificados de «terroristas» y «asesinos» por altos cargos estadounidenses, ¿qué suerte espera a los detenidos que sean liberados? Para algunos, el regreso a su hogar para intentar reconstruir su vida. Para otros, quizá otra detención y más violaciones de sus derechos a manos de su propio gobierno.

Varios ciudadanos saudíes ya han regresado a su país de origen, donde podrían ser sometidos a tortura o a juicios manifiestamente injustos. Las autoridades estadounidenses podrían estar preparando la liberación de más de 100 detenidos de la base, entre los que hay un número desconocido de uigures que serían posiblemente devueltos a China.

Los detenidos de Guantánamo deben ser puestos en libertad a menos que sean acusados formalmente de delitos reconocibles y juzgados. También deben ser protegidos de nuevos abusos contra los derechos humanos.