FICHAS SOBRE EL MOVIMIENTO OBRERO ( A. Pestaña, Cipriano Mera, S. Seguí, J. Peiró, J. Diez del Moral., E. Dolleans…)

2013

Agradecemos a Rodrigo Lastra, médico y militante del Movimiento Cultural Cristiano esta colaboración de poner a disposición de los amigos de solidaridad.net sus fichas sobre el Movimiento Obrero. Esta etapa tan importante en la historia de los pobres de Europa es una magnífica lección, en sus aciertos y en sus errores, para los empobrecidos de Iberoamérica. Queremos contribuir a que no se silencie la historia de la solidaridad….
SOLIDARIDAD OBRERA

La solidaridad irrumpe en la historia con el movimiento obrero
Surge en el siglo pasado la llamada cuestión obrera. Tal cuestión -con los problemas anexos a ella- ha dado origen a una justa reacción social, ha hecho surgir y casi irrumpir un gran impulso de solidaridad entre los hombres del trabajo y.(…). Era la reacción contra la degradación del hombre como sujeto del trabajo, y contra la inaudita y concomitante explotación en el campo de las ganancias, de las condiciones de trabajo y de previdencia hacia la persona del trabajador. Semejante reacción ha reunido al mundo obrero en una comunidad caracterizada por una gran solidaridad (…)
Desde entonces la solidaridad de los hombres del trabajo(…), ha dado lugar en muchos casos a cambios profundos (….)

JPII. Laborem Exercens 8

SOLIDARIDAD OBRERA

«El M.O. nunca hubiera podido existir sin la solidaridad obrera; el M.O. no la ha creado pero sí la ha desarrollado, reforzado y vivido. Hablo de solidaridad obrera, no hablo de caridad. No les gusta a los obreros que les digan que son muy caritativos los unos con los otros. Para ellos la caridad es dar limosna, y dar limosna a una persona es tenerlo como mendigo, humillarlo.

La solidaridad es desinteresada: si está necesitado un compañero, y no pude ayudarle, lo hago y se acabó. No es necesario volver a pensar en ello. La solidaridad no es algo calculado, es espontánea. No se manda, sino que viene del corazón. En la vida del obrero todo llama hacia la solidaridad. La miseria de los demás la conoce por sí mismo; conoce las dificultades para encontrar trabajo, la angustia del paro, las deudas, el alojamiento demasiado estrecho, los vestidos sucios o muy usados que no se pueden reemplazar.
Ha tenido hambre, conoce el cansancio, la humillación y los desprecios».

Mons. A. Ancel

MILITANCIA

«Por la causa ningún esfuerzo me parecía suficiente. Los días, las noches, los minutos, los segundos, todo fue dado por la causa. Ni para mis hijos y mi compañera tenían un momento de atención ni de intimidad. Estaba seguro de que trabajando por todos, trabajaba por ellos también. Que si mi esfuerzo contribuía al advenimiento de un poco más de justicia social de ella participarían también los míos»

Pestaña A. Lo que aprendí en la vida 60

MILITANCIA

Militancia obrera de un socialista español

«Pese a que mi salud estaba aún bastante quebrantada no vacilé en atender el ruego de aquellos compañeros que me concedían el honor de su confianza y de sus fe. Un buen militante socialista ha de estar dispuesto en todos los momentos a los sacrificios materiales y morales que sean necesarios para el triunfo de los ideales obreros. La lucha por la clase a obrera y por el socialismos es un combate sin tregua que se libra día a día, minuto a minuto, que requiere la entrega completa de nuestra vida, la consagración absoluta de nuestra existencia. Bienestar, comodidades, familia, tranquilidad del hogar, libertad y hasta seguridad de la persona han de sacrificarse, no a título excepcional sino cotidianamente, en cada instante y en cada minuto.»

Bruno Alonso «Memorias de un provinciano».,Página 30. Nº313 Editorial Voz de los Sin Voz.

MILITANCIA
Importancia de la organización

Cipriano Mera, ilustre militante obrero libertario, al empezar la guerra civil, sale de la cárcel, donde estaba preso por dirigir la huelga de la construcción de Madrid y el primer sitio donde va es al sindicato, dejando el encuentro con su familia para más tarde.

A decir verdad, al recobrar la libertad y ver de nuevo la calle me sentí confuso. ¿Qué hacer? Lo que se veía en Madrid resultaba conmovedor. El compañero Mora me entregó un fusil Máuser, al mismo tiempo que me decía que estábamos en plena revolución. Subimos al coche y me participó Mora:
— Vamos a tu casa a abrazar a la familia.

— Compañero Mora —le atajé—, vamonos al Sindicato. Si como dices estamos en plena revolución, en estos momentos tan preciosos el deseo que pueda animarme de abrazar a mi familia no tiene importancia.

CIPRIANO MERA. Memorias, Ed rurdo Ibérico 1976. P.16


Militancia contra burocracia

«Todavía la CNT en 1936, con un millón y medio de afiliados, tenía un solo funcionario a sueldo. No existía ningún aparato burocrático. Los cuadros directivos vivían de su propio trabajo»

Hans Magnus Enzensberger. El corto verano de la anarquía. Ed anagrama 1998

Solidaridad Internacional

SOLIDARIDAD UNIVERSAL. INTERNACIONALISMO OBRERO

«Considerando:
Que la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los trabajadores mismos; que los esfuerzos de los trabajadores por conquistar su emancipación no han de tender a constituir nuevos privilegios sino a establecer para todos los mismos derechos y los mismos deberes;(…);

que la emancipación de los trabajadores no es un problema únicamente local o nacional, que, por el contrario, este problema interesa a todas las naciones
(…)
Declaran que esta Asociación Internacional, así como todas los sociedades e individuos que a la misma se adhieran, reconocerán como base de su conducta para todos los hombres la verdad, la justicia y la moral, sin distinción de color, de creencia o de nacionalidad. «,

(Estatutos de la Iª Internacional, 25 al 29 de Septiembre de 1865. Bruselas)

INTERNACIONALISMO OBRERO

«Fue en febrero de 1870 cuando desde el semanario solidaridad, editado por el grupo internacionalista madrileño, se lanzó la propuesta de convocar un congreso en la capital de España.(…) Acordaron crear la Federación Regional Española de la AIT, con un Consejo Federal y asumir el lema «La emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los trabajadores mismos.»»

Javier Paniagua. Anarquistas y socialistas. Ed Historia 16. 1999

MILITANCIA
Los primeros anarquistas españoles

Con frecuencia se ha calificado a los primeros anarquistas de místicos, mártires, proselitistas de una nueva religión. De hecho, pronto se les empezó a denominar «los apóstoles de la Idea». No nos parece una metáfora desacertada. (…)

Aquellos conversos laboraron en condiciones heroicas por el bien de la organización, y lo hicieron como una cuestión de fe porque durante largos meses no recibieron correo alguno. Sabían que la Internacional existía, que en países como Suiza, Bélgica, Alemania e Inglaterra era un organismo activo, pero no tenían ninguna prueba de ello. Actuaron sin referencias, sin contactos, sin noticias, sin comunicados ni instrucciones. Y todo lo hacían en nombre de la Asociación Internacional de Trabajadores (…)

Se conducían, y no creemos exagerar, guiados por una fuerza mística: la de la fe en la justicia y la libertad.
Y eso se había conseguido en buena media a lomos de burros, en trenes de tercera o en sacrificadas caminatas por pueblos y pedanías, casi como en tiempos de Jesucristo.

Las privaciones para esta labor proselitista eran inmensas, porque un simple viaje de un delegado para un congreso suponía dejar de percibir el jornal durante unos días y recurrir a la solidaridad de los compañeros, que en Madrid eran grabadores, tipógrafos, abaniqueros y oficios así. Para el primer congreso de los anarquistas españoles, celebrado en Barcelona, tuvieron que ser los propios catalanes los que costearan el desplazamiento de los delegados madrileños

Santiago Fernández Patón. «La llegada del anarquismo a España»

NACIONALISMO

Es un invento de la burguesía

Salvador Seguí, uno de los militantes obreros españoles más destacados, Catalán, en un discurso pronunciado en la casa del pueblo de Madrid, afirmaba:

«Se habla con demasiada frecuencia de los problemas de Cataluña. ¿Qué problemas de Cataluña?. En Cataluña no hay ningún problema; el único problema que pudiera haber planteado en Cataluña esta planteado por nosotros (el problema proletario); pero el problema que está planteado por nosotros no es un problema de Cataluña , es un problema universal,
Cuando han venido aquí ( a Madrid) las representaciones organizadas de la burguesía catlana a hablar del problema de Cataluña, no han hecho más que desviar la opinión y decir cosas que no se ajustaban a la realidad de los hechos

Salvador Seguí. Discurso pronunciado en la casa del pueblo de Madrid el 4/10/1919

INTERNACIONALISMO

«lo mas preocupante de la situación actual es que los partidos de izquierda, y también los socialdemócratas, han perdido lo que era una de sus características mas fundamentales: el sentido internacionalista (…), mientras la producción y la economía se han mundializado y están dominadas por grandes empresas y multinacionales, no se ha sabido crear el contrapoder internacional necesario (…) hace sesenta años el movimiento obrero tenia una mayor dimensión internacionalista, y lamentablemente ahora se ha perdido.»

Nicolás Redondo.

EMANCIPACIÓN CULTURAL

CULTURA OBRERA

» La Historia del movimiento obrero es en su hondón último la historia de una emancipación cultural»

Carlos Díaz

Bibliotecas ,escuelas, teatro social

MOVIMIENTO OBRERO Y FORMACIÓN

«Hasta los veinte años Mera no aprendió a leer y escribir. Fue a esta edad cuando se inscribió en una academia y asistió durante ocho meses a clases nocturnas- Pero su verdadera formación tuvo lugar en el seno de los sindicatos. Estos pusieron en marcha un movimiento cultural a través de ateneos (sólo en Madrid la CNT tenía más de treinta), bibliotecas, escuelas, periódicos, revistas, libros, folletos y editoriales. Con una gran fuerza de voluntad leía todo lo que llegaba a sus manos: historia, filosofía, literatura, sociología, etc. En su caja de herramientas nunca faltaba un libro para poder leerlo en los ratos libres que tenía. Lo mismo ocurría en la cárcel, en cuyo recinto, los presos organizaban cursos de alfabetización, conferencias y debates con el fin de elevar el nivel cultural de los militantes. La sed de aprender y la lucha contra la ignorancia resultaban imprescindible en la emancipación del proletariado, que no significaba únicamente reivindicaciones políticas y económicas.»

Javier Marijuan. Cipriano Mera. Ed VsV 1994

CULTURA

Peiró aprende a leer

«a pesar de que no sabía leer, llevaba siempre en el bolsillo de la chaqueta un ejemplar de El Vidrio o de la Solí y el prodigio era que él, aunque no sabía leer, discutía con sus compañeros el alcance de determinados artículos dando la impresión de haberlos leído

Empero, Peiró tenía plena conciencia de su ignorancia y sufría enormemente.
Cierto día, pues, ante la gran sorpresa de mi madre, Peiró le mandó que le trajese un tintero, una pluma y unas cuantas cuartillas de papel; extrañada le trajo lo pedido y aquella misma noche Peiró se encerró en el comedor y empezó a copiar una serie de cartas que Rafael (su vecino cartero)había depositado en el retrete para el uso que es inútil explicar y que Peiró había recogido. El alba lo encontró sentado frente a los garabatos que venía de copiar y que era incapaz de comprender. Así, poco a poco y con la ayuda del provincial jubilado de correos, su improvisado maestro,» Peiró empezó a conjugar sus primeras letras. Con sus incesantes persecuciones que regularmente se terminaban en una celda de la Cárcel Modelo de Barcelona, la policía tan vinculada a la burguesía catalana, hizo el resto. La cárcel, la universidad de la mayoría de militantes sindicalistas y anarquistas de España, fue la escuela que pudo facilitar a Juan Peiró, la posibilidad de adquirir lo más importante de su bagaje cultural. Academia impuesta por las circunstancias y donde Peiró, durante los frecuentes y largos períodos de detención, pudo encontrar la obligada latitud para empollarse teórica y prácticamente de los problemas económicos y político sociales del proletariado español»

Jose Peiró. Trayectoria política de la CNT. Ed jucar 1979

CULTURA

«Me contaron una noche como la casa del pueblo de Santander se había hecho una biblioteca. Siendo Bruno Alonso diputado durante la República, le llamaron undía de «Corcho Hijos», la empresa en la que trabajaba de metalúrgico. Le comunicaron que habían recibido el encargo de hacer un guardacostas y le dieron un sobre. Sin abrirle, llegó a la casa del Pueblo y lo entregó para que se comprará una biblioteca. Su respeto a la cultura y postura frente a la corrupción quedaban claras»

Bruno Alonso. Memorias de un provinciano». Introducción de JGdelC. Nº313 Editorial Voz de los Sin Voz.

TEATRO SOCIAL

«El teatro social fue otra de las armas de la cultura proletaria. Hubo casos en los que la emoción y e! entusiasmo que producían estas obras estuvieron a punto de dar un disgusto a más de uno. En una ocasión hubo quien la emprendió a tiros con un desdichado actor quien tuvo la mata suerte de interpretar el papel de malo en la obra «El Cristo moderno». Este tuvo que dirigirse al electrizado público con estas palabras: «Tengo que advertir al público que nos asiste desde las butacas que debajo de este disfraz y estos postizos hay un profesional cuyo ingrato papel no quita que hierva en sus venas la sangre proletaria». Obras como «¡Abajo las armas!» hacían que hombres como Durruti, emocionadísimos, lloraran a lágrima viva.»

Javier Marijuan. Cipriano Mera. Ed VsV 1994

Formación

CULTURA OBRERA

«los obreros se quitaban horas de sueño para auto educarse, escribir sus periódicos, reunirse en sus ateneo y dialogar. el asalariado actual dispone de mas tiempo que el de otras épocas, pero este tiempo disponible no lo dedica en general a menesteres culturales, sino a las diversiones y formas banales de ocio que le ofrece la sociedad de consumo para aturdirle, desde la televisión y el automóvil a los espectáculos deportivos y hobbies».

Heleno Saña.

CULTURA OBRERA

Importancia de la lectura

«se leía siempre; la curiosidad y el afán de aprender eran insaciables; hasta de camino, cabalgando en caballerías, con las riendas o cabestros abandonados, se veían campesinos leyendo; en las alforjas, con la comida, iba siempre algún folleto…

es verdad que el 70 o el 80% no sabia leer pero el obstáculo no era insuperable. el entusiasta analfabeto compraba su periódico y lo daba a leer a un compañero, a quien hacia marca del articulo mas de su gusto; después rogaba a otro camarada que le leyese el articulo marcado, y al cabo de algunas lecturas terminaba por aprenderlo de memoria y recitarlo a los que no lo conocían».

Juan Diez del Moral. Historia de las agitaciones campesinas andaluzas

PRENSA OBRERA

Importancia de los periódicos en el movimiento obrero

«Todos los que hacían el periódico tomaban su responsabilidad en serio, y a esa función lo sacrificaban todo; si era necesario también la vida. Pero no había esa coincidencia en los redactores y administradores solamente, sino también en el personal de los talleres, jóvenes y no jóvenes. Cuando era necesario, cuando había que afrontar una crisis, una dificultad, también el personal obrero renunciaba al horario habitual y al salario. Así se formó como una vasta familia solidaria, y en ella se vivía y se sufría a gusto… El diario era algo sagrado para todos nosotros y había más probabilidad de tener que darle mucho más de lo que de él se percibía para sobrevivir precoriamente…»

Diego Abad de Santillán. Memorias.1897-1936. Planeta. Madrid. 1977

PRENSA OBRERA

Periódicos socialistas en Castilla

«Fue el arma más poderosa de que nos valíamos los socialistas vallisoletanos»

El periódico desde su nacimiento tuvo un tono explosivo que contribuyó, a su difusión, hasta llegar —son sus palabras— «a tirar doce mil ejemplares y a circular por toda España. Entre las numerosas campañas que promovió, como recuerda El Socialista, el semanario vallisoletano, tuvieron especial eco las censuras contra el empréstito municipal y el juego en los casinos I

Adelante desaparece en los primeros meses de 1919. No obstante, en diciembre de ese mismo año, la Audiencia hace pública su sentencia condenatoria a Oscar Pérez Solís acusado de injurias contra Santiago Alba en las páginas de aquella publicación . Más que una desaparición se trata de un relevo o cambio de nombre. La Agrupación socialista no queda huérfana, pues ahora dispone de otro semanario titulado «Tiempos Nuevos». Con este nuevo nombre la estadística oficial atribuye al semanario para este período una tirada de 5.000 ejemplares,

«Para subsistir nos hemos visto forzados a modificar el formato del periódico. Adelante saldrá en semanas sucesivas, como sale hoy. Saldrá en tamaño mayor si tu lo deseas, lector. Pero ello sólo podremos hacerlo si te dispones a pagar quince céntimos por el periódico. Entonces Adelante se publicarla con ocho páginas bastante mayores que estas. ¿Lo quieres? Pues cubre este boletín, re-córtale y envíanosle.» (…)«pues los periódicos sobre todo si, como el nuestro, carecen de publicidad, son un mal negocios.

Jesús María Palomares. El socialismo en Castilla. Ed Unv de Valladolid 1988

No las élites, no desde arriba, no los jefes

PROTAGONISMO DE LOS OBREROS

En 1861 un obrero parisiense escribe al periódico L´Opinion (L´Opinion nationale. 2 de octubre de 1861): Cuando la iniciativa viene de lo alto, de la autoridad superior o de los patrones, no inspira a los obreros más que una mediana confianza. Se sienten o se creen dirigidos, conducidos, absorbidos (…)
El broncista cincelador, Tolain, formula la posición necesaria e inalterable del movimiento obrero: La libertad y la autonomía obreras son la condición necesarias de su existencia, de sus progreso de sus éxitos. .
Siempre que el movimiento obrero permaneció fiel a esa línea directriz, se desarrolló, al contrario, siempre que solicitado por los partidos políticos o por los encantadores de muchedumbres, se desvió de ella, retrocedió.

No hay que olvidar que el Congreso de la AIT celebrado en Ginebra en 1866 dice Que la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los trabajadores mismos. Que los esfuerzos de los trabajadores para conquistar su emancipación no ha de tender a constituir nuevos privilegios

Con este mismo espíritu el militante francés Luis Chalain declara: Hemos proclamado bastante que no queremos más salvadores… La experiencia enseñó a las clases obreras que no deben contar más que consigo mismas

DOLLEANS, EDUARDO: Historía del Movimiento obrero. ZYX. Madrid. 1973

MOVIMIENTO OBRERO

Recelo de los intelectuales

«El socialismo español, conducido en su primera etapa por casi un completo dominio de obreros autodidactas, quienes tenían que combinar las penurias del trabajo con la dedicación a la organización y formación personal. Este ejemplo de sacrificio modeló sin duda, el carácter de muchos de ellos y les condujo aun cierto rechazo de los diletantes o intelectuales que tenían tiempo libre para analizar y juzgar

Javier Paniagua. Anarquistas y socialistas. Ed Historia 16. 1999

MOVIMIENTO OBRERO
Los intelectuales dividen al movimiento obrero

De aquel famoso congreso de Londres, pese a la admiración que le causó la inmensa sabiduría de Marx -con el que departió profusamente sobre el Siglo de oro español- saldría asqueado, y a Bakunin tampoco lo tenía en mucha estima, pese a que sólo lo conocía por carta. Según él los personalismos destruían la Internacional, entre otras cosas porque iban en contra de la máxima «La emancipación de los trabajadores deber realizarse por los propios trabajadores.»

Santiago Fernández Patón. «La llegada del anarquismo a España»

ESTILO MILITANTE

MILITANCIA
Espíritu cristiano

«Después de conocerlos por sus periódicos entre en relación con anarquistas, hablaban del anarquismo con tal unción,… había en sus palabras tanto amor y tanta generosidad para los hombres y para las cosas, era tan amable para disculpar los errores ajenos y tan severos para los propios que sin más averiguaciones adquirí la convicción de que un ideal que elevaba así a los hombres era el ideal de la perfección humana (…) En mi formación mental dos cosas me interesaban: nos hacer daño a los demás y, en cambio, procurarles todo el bien que pueda. ¿Es esto espíritu cristiano? No lo sé pero cuando un enemigo que largo tiempo me injuriaba estuvo en grave necesidad me puse inmediatamente al servicio de aquel hombre»

Pestaña A. Lo que aprendí en la vida 51

Entusiasmo y Amor al Ideal

MILITANCIA

«A fines de siglo había por todas partes en el sur de España «apóstoles de la idea», que recorrían el país a pie, a lomo de burro y en carromatos, sin un céntimo en el bolsillo. Los trabajadores los alojaban y les daban de comer. (Desde el principio y esto es válido incluso hasta el día de hoy, el movimiento
anarquista español nunca fue apoyado ni financiado desde el exterior.) Así se inició un masivo proceso de aprendizaje. Por todas partes se veían braceros y campesinos que leían, y entre los analfabetos había muchos que aprendían de memoria artículos enteros de los periódicos y folletos del movimiento. En
cada pueblo había al menos un «ilustrado», un «obrero consciente», el cual se distinguía porque no fumaba, no jugaba, no bebía, , no estaba casado con su mujer (a la que era fiel), leía mucho y trataba de transmitir sus conocimientos.»

Hans Magnus Enzensberger. El corto verano de la anarquía. Ed anagrama 1998

ANARQUISMO

La llegada del anarquismo a España

Era éste un hombre como de cuarenta años, alto, de rostro grave y amable, barba negra y poblada, ojos negros y expresivos, según los sentimientos que le dominaban. Su voz tenía un timbre metálico y era susceptible de todas las inflexiones apropiadas a lo que expresaba, pasando rápidamente del acento de la cólera y de la amenaza contra explotadores y tiranos, para adoptar el del sufrimiento, lástima y consuelo, según hablaba de las penas del explotado, del que sin sufrirlas directamente las comprende o del que por un sentimiento altruista se complace en presentar un ideal ultrarrevolucionario de paz y fraternidad. (…) Lo raro del caso es que no sabía español.
Fanelli, gracias al uso gratuito de trenes (privilegio que tenía por ser diputado del parlamento italiano) profetizaba por los pueblos durante el día para volver a los trenes a dormir por la noche. No hablaba nada de español, nadie en aquella mítica reunión sabía italiano, y sin embargo la conversión, como en un pasaje bíblico, fue inmediata

Anselmo Lorenzo. El proletariado militante. Ed ZYX

No violencia

HUELGA
Huelga, instrumento de lucha

El principio de la propaganda por el hecho suponía que los anarquistas tenían el deber de predicar con el ejemplo. La moralidad en la vida del militante debía de corresponderse con sus palabras

Esta generación de militantes tenían como arma de lucha la huelga. Huelga por solidaridad y huelga moral que se producía cuando tos trabajadores se negaban a hacer productos que consideraban nocivos, adulterados o requerían trabajos inhumanos o degradantes.

JAVIER MARIJUAN. Cipriano Mera. Ed VsV 1994

NO VIOLENCIA

«…Si la revolución consistiera en robar y matar, los ladrones y asesinos serían los más grandes revolucionarios. Justamente, es todo lo contrario. Los más grandes revolucionarios,de los cuales la historia se complace en hablar, son los que más lejos se encuentran siempre de todo derrame de sangre y de la amoralidad de las expropiaciones para el provecho personal…»

Jose Peiró. Trayectoria política de la CNT. Ed jucar 1979

«Cipriano Mera, un albañil madrileño, destacado anarcosindicalista fue uno de aquellos hombres. En pleno estallido de la guerra civil, cuando las pasiones de todo un pueblo se desataron y se abrió la veda de la eliminación física del adversario, se encontró cara a cara con quien había sido su más enconado carcelero. Con un fusil en la mano y al mando de un destacamento de hombres igualmente armados impidió con su autoridad que nadie hiciera el más mínimo rasguño a su torturador. Aquel que había sido un niño callejero, militante que no recordaba las veces que había sido encarcelado, supo perdonar al vencido. Se puede odiar a las instituciones o a un sistema injusto y respetar a las personas»

Moralidad

CULTURA OBRERA

«No busca en primer lugar vivir mejor sino vivir más noblemente, más espiritualmente. De modo que su objetivo es una auténtica renovación espiritual (…) el proletariado europeo intentó llevar a la práctica los valores que el Renacimiento, el humanismo latino y el idealismo alemán habían elaborado en teoría recogiendo los valores más excelsos del cristianismo y la filosofía griega»

Saña, H. Autogestión y cultura 72. Ed vsv

MOVIMIENTO OBRERO Y MORALIDAD

El anarcosindicalismo español destacaba por su carácter ascético. Los seguidores de este ideal repudiaban el consumo de bebidas alcohólicas, rechazaban el tabaco por ser un hábito absurdo, consideraban la prostitución como una explotación denigrante de la mujer y el baile como la antesala de la prostitución misma. Por esta misma razón no mantenían relaciones sexuales más que con la mujer amada, elegida como esposa y compañera de su vida. Era su idea de amor libre; al margen de todo vínculo oficial o religiosos, pero con la fidelidad como valor supremo. Desarrollo de vínculos solidarios entre los hombros viviendo de manera sencilla y sin necesidades superfluas. ¿Era éste un sentido religioso?. Ellos lo llamaban apostolado y sacerdocio. El Diablo, en este caso, era el Capitalismo.

JAVIER MARIJUAN. Cipriano Mera. Ed VsV 1994

MORALIDAD

Moralidad insobornable

«Durante la última fase de su vida, Weitling (sastre de profesión) intentó realizar en su taller algunos inventos útiles para la profesión de sastre. A raíz de su invento de una máquina, tuvo un pleito con el consorcio Singer; a pesar de la miseria en que se encontraba, Weitling se negó a aceptar la suma que la empresa capitalista le ofrecía como indemnización. Murió el 25 de enero de 1871 en Nueva York, en medio de la pobreza, el aislamiento y la amargura más espantosos.»

HELENO SAÑA. Lideres Obreros. Ed Zero-ZYX 1974

MORALIDAD

Amor al Ideal

«Proudhon, A pesar de su pobreza, rechazó los 20.000 francos que su oponente —el banquero Pereire— le ofreció como compensación, gesto que por si solo pone de manifiesto su integridad moral.(…) Declinó una colaboración fija en el «Nain Jaune», que le ofrecia 7.200 francos de emolumentos al año. Así mismo rechazó escribir para otras publicaciones opuestas a su línea política»

HELENO SAÑA. Lideres Obreros. Ed Zero-ZYX 1974

MORALIDAD Y MILITANCIA

Viaje a Rusia de Angel Pestaña

A principios de abril de 1920 salió de España para asistir, como delegado de la CNT, al II Congreso de la Internacional Comunista (Tercera Internacional) y a las sesiones preliminares de la Internacional Sindical Roja, en cumplimiento de los acuerdos del Congreso de la Comedia. Tiene que viajar sin dinero y atravesar paíse con persecución policial. Por fin llega a Rusia

En medio de la atmósfera reverencial y apologética de las sesiones, Pestaña fue uno de los escasos delegados que se enfrentaron a la línea impuesta por los comunistas y fue tomando notas sobre todo lo que iba ocurriendo y que, posteriormente, recogería en un libro. Cuenta cómo programaron una excursión por el Volga para los delegados más reticentes a fin de aprobar rápidamente el documento de los bolcheviques. Cuenta cómo se reservaron los puestos en la mesa de presidencia del congreso. Cómo no aparecían las modificaciones acordadas en los documentos finales. Cómo se concedían 10 minutos estrictos a los oradores para exponer sus desacuerdos y tiempo ilimitado a los oficialistas» para defenderse. O, en temas más cotidianos, cómo los congresistas dejaban sus zapatos a la puerta de sus habitaciones para que el servicio del hotel se los limpiase.

Aún así el espíritu combativo de Pestaña le llevó a discutir la afirmación de que fuese el partido comunista el artífice supremo de aquella revolución,reclamando la importancia de la intervención del pueblo. A esta intervención de Pestaña, que duró apenas 10 minutos porque se le retiró la palabra, respondió Trotski durante más de tres cuartos de hora, y al día siguiente Zinoviev durante media hora, lo que demuestra la repercusión de las palabras de Pestaña en los líderes soviéticos.
Antes de abandonar Moscú le recibió Lenin, al parecer por haber calificado al propio Wladimiro Ilich Lenin, en un cuestionario de evaluación del Congreso, como «autoritario, absorbente»

Como unos meses más tarde habría de sucederle a otro líder del movimiento obrero español, el catedrático socialista Femando de los Ríos, Pestaña ve en el comunismo bolchevique un régimen dictatorial instalado sobre la miseria colectiva, y en la dictadura de un partido el falseamiento de la revoluciónpopular. Por el propio de los Ríos, sabemos que, al no aceptar dinero para el camino de vuelta, le dijeron que sólo él y Pestaña no habían aceptado el dinero

ANTONIO SAA REQUEJO. Angel Pestaña. Ed I. Mounier. 1999. P.60

Dignidad

DIGNIDAD OBRERA

» En una ocasión, en el café del Paralelo llamado «La Tranquilidad» solía estar Durruti y alguno de sus compañeros de tertulia. Muchos jóvenes se sentaban alrededor de la mesa y eran iodo oídos y ojos para oír y ver a aquellos hombres que hablaban de la revolución. Una noche, entró un mendigo y fue de una mesa a otra con la mano extendida. Se trataba de un Joven con gesto de hombre vencido, avergonzado y de mal aspecto. Cuando llegó a donde estaba Durruti éste se le quedó mirando fijamente y se hizo el silencio. Entonces Durruti echó mano al interior de su chaqueta y sacó una pistola a la vez que le gritaba enérgicamente: «¡Toma! ¡ Vete a un banco a por dinero!». El mendigo asustado salió corriendo del bar sin decir palabra.»

JAVIER MARIJUAN. Cipriano Mera. Ed VsV 1994

FIDELIDAD

Fidelidad al Ideal hasta la muerte

Durante los catorce meses que permaneció en esta cárcel, Peiró recibió la visita de innumerables personalidades del régimen franquista venidas a ofrecerle un puente de oro y su libertad a cambio de su colaboración con los Sindicatos Verticales. Ante la imposibilidad de poder quebrantar su fidelidad a las ideas libertarias, un Consejo de Guerra Sumarísimo, el 22 de julio de 1942, le condenaba a muerte. Sentencia ratificada por un Consejo de Ministros presidido por Franco

Jose Peiró. Trayectoria política de la CNT. Ed jucar 1979

MILITANCIA

Entregar la vida por el ideal

«Yo amo a mis hermanos los trabajadores como a mi mismo. Yo odio la tiranía, la maldad y la injusticia. El siglo XIX comete el crimen de ahorcar a sus mejores amigos. No tardará en sonar la hora del arrepentimiento. Hoy el sol brilla para la humanidad; pero, puesto que para nosotros no puede iluminar más dichosos días, me considero feliz al morir, sobre todo si mi muerte puede adelantar un solo minuto la llegada del venturoso día en que aquel alumbre mejor para los trabajadores. Yo creo en que llegará un tiempo en que, sobre las ruinas de la corrupción, se levantará la venturosa mañana del mundo emancipado libre de todas las maldades, de todos los monstruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones…».

Fielden. (mártir de Chicago) 1º de mayo